La estrategia de oír llover

En la política se ha perdido una necesidad democrática: la de dar explicaciones. La consigna ante cualquier polémica es aguantar y esperar a que escampe. Fingir que no llueve e incluso negarlo.