La AJE pide que no se generen pugnas entre los empresarios y los empleados

  • Los jóvenes empresarios afirman que están "codo con codo" con los trabajadores

La aprobación de la reforma laboral y el recorte de derechos han desatado un clima de tensión entre empresarios y trabajadores que tantos unos como otros intentan, al menos en público, apagar. La Asociación de Jóvenes Empresarios de Málaga (AJE) dio ayer un paso en ese acercamiento y sus dirigentes destacaron que no hay ningún tipo de conflicto. "Quiero desmitificar la imagen del empresario. No hay rivalidad entre empresarios y trabajadores porque todos hemos trabajado por cuenta ajena antes de crear nuestra compañía y sabemos lo que se sufre cuando un jefe no te apoya", señaló ayer Inmaculada Almeida, vicepresidenta segunda de AJE Málaga y propietaria de la cadena Viajes Almeida. "No nos sentimos identificados con lo que se dice en la calle. Yo, por ejemplo, trabajaba por cuenta ajena y, a la vez, constituí mi empresa, por lo que he estado en los dos lados", añadió Enrique de Hoyos, vicepresidente primero de la organización.

Desde esta patronal apoyaron ayer la participación de los trabajadores en los beneficios de la compañía si los hubiera "porque así cubrimos la motivación y el desarrollo personal tanto de empresario como de empleado". Javier Noriega, presidente de AJE Málaga, subrayó que la reforma laboral "es adecuada para poder contratar mejor y dar confianza en el futuro", aunque precisó que "tiene que venir acompañada de una reforma financiera, fiscal o educativa". En este sentido, el presidente de los jóvenes empresarios malagueños, cuya asociación es una de las más numerosas y activas de España, destacó que "nos encontramos con problemas del día a día que aún no se han solucionado como el pago del IVA cuando no se ha cobrado o la cotización social, que es de las más altas de Europa".

Pese a todas las dificultades, haciendo especial mención a la falta de financiación, esta patronal animó tanto a desempleados como al resto de jóvenes a que constituyan sus propias empresas para poder salir adelante. "La clave es querer, creer en una idea y nunca tirar la toalla, formarse y escuchar a los demás, estudiar el mercado y verlo todo con optimismo porque es verdad que los principios son duros pero luego la satisfacción es muy grande", indicó Almeida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios