El AVE alcanza en su estreno los 303 kilómetros por hora

  • El tren inaugural de la línea Córdoba-Málaga sólo tardó 50 minutos en unir ambas ciudades · Hoy comienza la circulación comercial con once frecuencias por sentido y más de 30.000 billetes vendidos

El día histórico llegó. El primer tren de alta velocidad desde Madrid viajó ayer hasta Málaga. Y lo hizo por todo lo alto. Sin incidentes, en poco más de dos horas y media y alcanzando una velocidad máxima de 303 kilómetros por hora. A bordo del tren, un modelo S-103 de Siemens, viajaban el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, el presidente de Adif, Antonio González, y el de Renfe, José Salgueiro. A ellos se sumaron en Córdoba el presidente de la Junta, Manuel Chaves, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, las consejeras de Obras Públicas y Cultura, Concepción Gutiérrez y Rosa Torres, respectivamente, y la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar.

A las 10.00 el tren de alta velocidad partió de la estación de Atocha, para llegar poco después de las once y media a Córdoba. De allí partió a las 11.42 minutos para dirigirse ya directamente a la estación María Zambrano de la capital, sin parar en las de Puente Genil ni Antequera. Precisamente de la estación de la ciudad de El Torcal parte el tramo de 55 kilómetros que ayer se inauguraba y que ha supuesto una inversión de más de 1.500 millones de euros. El total de la línea ha costado 2.539 millones de euros.

La velocidad media del viaje inaugural fue de "entre 200 y 250 kilómetros por hora", según explicó Alfonso González, director de la línea de Alta Velocidad Sur. Eso sí, al pasar por el túnel oeste de Abdalajís disminuyó a unos 160 kilómetros por hora. De hecho, la ralentización de la marcha antes de llegar a los pasos subterráneos de más de siete kilómetros fue más que evidente y se dejo notar claramente en el interior del tren. La velocidad máxima a la que circularán los vehículos por esta vía será de 350 kilómetros por hora, aunque en los más de 36.000 kilómetros realizados en pruebas el máximo ha sido de 330 kilómetros por hora. La circulación comercial no superará los 300 kilómetros por hora.

Prácticamente en un abrir y cerrar de ojos, entre más túneles (ocho en este tramo) y viaductos (19) como los que salvan los arroyos de Las Piedras, Espinazo y Jévar, todos con espectaculares vistas sobre el valle del Guadalhorce, el convoy llegaba hasta la estación María Zambrano 50 minutos después de salir de Córdoba, cinco menos de los que tardará habitualmente en hacerse el recorrido. Allí, fue recibido con toda la expectación por políticos, representantes de las instituciones y por cientos de malagueños que, curiosos, quisieron ver cómo era el primer AVE que viajaba hasta su ciudad.

Porque el AVE a Málaga ha supuesto más de 12 años de estudios, informes, búsqueda de financiación, licitaciones y obras. Y lo que parecía algo casi imposible, ayer se hizo realidad. Aunque será a partir de hoy cuando los trenes empiecen a circular. Serán 11 frecuencias diarias por sentido (los fines de semana serán 13) entre Málaga y Madrid con trayectos que se realizarán entre dos horas y media y tres horas menos cinco minutos, según las paradas que los AVE realicen en las estaciones intermedias (Antequera, Puente Genil, Córdoba, Puertollano y Ciudad Real).

Hasta el momento, se han vendido más de 30.000 billetes para los próximos días y ya hay varios trenes completos. Madrid se encuentra desde hoy más cerca de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios