El AVE logra un aumento de 1.500 viajeros diarios en los trenes a Madrid

  • La nueva línea de Málaga traslada a unas 106.000 personas en su primer mes, un 72% más · La puntualidad de los trenes alcanza el 98,8% en los últimos veinte días

La puesta en servicio de la línea de alta velocidad Málaga-Madrid, que acorta el trayecto entre ambas ciudades a dos horas y media, ha permitido aumentar de manera considerable el número de viajeros que se acercan al ferrocarril para la conexión con la capital de España. De hecho, desde que fue inaugurada esta infraestructura, el pasado 23 de diciembre, han sido más de 106.000 los usuarios que han optado por este medio de transporte, lo que supone un incremento del 72 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado, cuando el servicio era ofrecido a través de los trenes Talgo 200.

Este escenario se traduce en que el ferrocarril ha ganado alrededor de 44.400 personas más, con una media diaria de 1.531 usuarios. Datos todos ellos que ponen de relieve la fuerte aceptación que tiene el AVE entre la población y que forman parte del balance que los máximos responsables del Ministerio de Fomento hicieron ayer en Madrid cuando se cumple el primer mes de los nuevos servicios a la capital de la Costa del Sol y Valladolid. Buena parte de estos viajeros nuevos integran lo que técnicamente se denomina movilidad inducida y que, de no existir el recién estrenado servicio de alta velocidad, no tomarían el tren.

A juicio de la máxima responsable de Fomento, Magdalena Álvarez, los números confirman "el mensaje de confianza" que este servicio está dando entre los usuarios y que "la apuesta que se hace por el ferrocarril es la adecuada". El argumento fue sustentado por el presidente de Renfe, José Salgueiro, para quien la cifra de viajeros registrada corrobora el cumplimiento del objetivo que se había marcado la Administración central: "Lograr captar a usuarios de otros medios de transporte y hacer que la gente viaje más".

A esta dinámica, según confirmó Salgueiro, contribuye, de un lado, el alto grado de puntualidad que se ha alcanzado en los 22 servicios diarios que unen Málaga con Madrid y lo económico de los precios de los trayectos. Según la información aportada por Fomento, el nivel de certeza sobre el horario de los 616 trenes que han circulado entre ambas ciudades en estas primeras cuatro semanas es muy elevado, situándose entre los más elevados a nivel mundial.

Los únicos incidentes registrados se localizan en los primeros diez días de funcionamiento, debido, fundamentalmente, a las "disfunciones" surgidas en el sistema informático del que disponen los trenes para interpretar adecuadamente la señalización de la vía. A pesar de ello, el 93,4 por ciento de las 198 circulaciones producidas llegó puntual.

Estas dificultades técnicas afectaron al menos a cinco trenes, cuyo retraso, en alguno de los casos, fue de hasta una hora y 45 minutos. Por este motivo, Renfe se vio obligada, cumpliendo el compromiso de puntualidad, a devolver el valor de sus pasajes a varios cientos de viajeros afectados.

Tras los escollos encontrados en esta primera semana y media, que el máximo responsable de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), Antonio González, estimó como normales en la necesidad de realizar los ajustes propios en la infraestructura, el nivel de puntualidad creció de manera ostensible, hasta situarse, en los últimos veinte días, en un 98,8 por ciento. En este plazo el número de recorridos ha sido de 418.

Otro de los detalles interesantes que se puede extraer del primer balance mensual realizado por Fomento es la aceptación que están recibiendo entre los usuarios las tarifas a precio asequible, que permiten un descuento de entre el 40 y el 60 por ciento sobre el valor en taquilla. Hasta el momento, según indicó Salgueiro, son casi 14.000, el 13,12 por ciento del total, los pasajes adquiridos dentro de las denominadas tarifas web (hasta un 60 por ciento de descuento si se compra por internet con quince días de antelación) y Estrella (un 40 por ciento de rebaja, aunque hay que comprar el billete con un semana de antelación).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios