El AVE cambia el 'software' para que vías y trenes hablen el mismo lenguaje

  • La línea Madrid-Málaga alcanzó una ocupación del 60% su primera semana

Final del trabalenguas informático. Renfe ha modificado el software de los trenes que circulan por la vía entre Madrid y Málaga para acabar con los retrasos en la recién estrenada alta velocidad ferroviaria. El proceso concluirá en unos diez o quince días cuando se adapten los quince convoyes que se utilizan actualmente entre la capital de España y la de la Costa del Sol, según informó ayer el presidente del operador ferroviario, José Salgueiro.

El problema ya lo apuntó hace días la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. Los trenes tienen un sistema de señalización distinto de la vía, por lo que se utiliza un sistema de traducción entre ambos lenguajes. La vía habla LZB y el tren entiende en Ertms, y cuando la traducción no es perfecta, por seguridad, el tren reduce la velocidad o se para por completo hasta que entiende perfectamente lo que le está diciendo la vía. Problemas de comunicación que están en vías de quedar solventados.

Los responsables de Renfe y Adif realizaron ayer balance de los primeros días de funcionamiento de la dos líneas de AVE que se inauguraron en navidades. El servicio en la línea que une Málaga con Madrid registró un 60 por ciento de ocupación, mientras que en los diez días desde que se puso en marcha se han producido nueve viajes con retraso.

José Salgueiro restó importancia ayer en rueda de prensa a estas demoras y calificó de "excelente" el comportamiento si se analizan los datos globales. En el enlace entre Madrid y Málaga, en los nueve días de servicio analizados, circularon en ambos sentidos 176 trenes con 34.359 viajeros a bordo. En total, 167 trenes con 32.969 pasajeros llegaron puntuales, mientras que lo hicieron con retraso nueve convoyes que transportaban a 1.390 personas. Todas recibieron el importe del billete o el descuento correspondiente, según el compromiso de puntualidad de la compañía.

El objetivo ahora, según el presidente de Renfe, es alcanzar una ocupación del 70 por ciento, a lo que contribuirá el nuevo sistema tarifario de la compañía, que pretende llegar "al mayor número posible de ciudadanos". Salgueiro indicó que todavía no se conocen las nuevas tarifas del AVE, que deberían rondar el 4 por ciento, al igual que el resto de servicios públicos.

También se expusieron los datos de la línea Madrid-Valladolid, que se mueven en parámetros similares a los de Málaga, aunque con menor ocupación.

El presidente de Adif, Antonio González Marín, aseguró que ambas líneas funcionan en las mejores condiciones de fiabilidad y seguridad y que previamente a su apertura se han realizado todas las pruebas, cumpliendo con todas las normas y protocolos, tanto nacionales como internacionales. Fue rotundo: "Se está difundiendo el mensaje de que las líneas tienen problemas de fiabilidad o seguridad y eso no es así".

El discurso concluyó con una nota de esperanza por parte de González quien señaló que desconoce la fecha para la puesta en marcha de la línea Madrid-Barcelona, aunque destacó que el AVE "llegará antes de lo que se piensa".

176

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios