Absuelto un británico que almacenaba en casa material pirotécnico

  • La Audiencia no cree que se cometiera el delito de depósito de explosivos

La Audiencia Provincial de Málaga ha absuelto a un británico afincado en Arroyo de la Miel, en la localidad de Benalmádena, que había sido acusado de un delito de depósito de explosivos, por almacenar en su domicilio numeroso material pirotécnico. Las diligencias se iniciaron por la denuncia presentada en 2005 ante la Guardia Civil por un testigo protegido, que dijo que el procesado se dedicaba a la pirotecnia sin tener licencia y que no pagaba a los trabajadores. Los agentes realizaron el registro de la casa del hombre y encontraron 399 cartuchos de una sustancia denominada Nones PBC, cada uno con su iniciador eléctrico, cerilla y mecha, además de 104 encendedores eléctricos con su mecha pirotécnica, otros tantos con tapón carcasa, tres metros de mecha y otros útiles similares.

La Sala considera probado que estaban almacenados "careciendo de autorización para su importación, depósito y transferencia" y apunta que, aunque tienen "serias y fundadas sospechas de la peligrosidad para la seguridad de las personas de dicho producto", no puede llegar a la convicción como para condenarlo.

El Tribunal, pese a los informes contradictorios, se muestra convencido de que "se trata de un producto de pirotecnia y no de un explosivo propiamente dicho" y precisa que "no hay en las actuaciones indicio alguno" del delito de atentar contra el bien jurídico o la seguridad pública. La Sala concluye que no hay dolo en la conducta del acusado y que, "incluso, podría concurrir la teoría del error invencible sobre la ilicitud del hecho en su conducta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios