Absuelven a Bolín de los delitos de prevaricación y coacciones

  • La Fiscalía lo acusaba de ocupar una parcela privada donde ahora se encuentra la pista infantil de tráfico

El ex alcalde de Benalmádena, Enrique Bolín, ha sido absuelto por el Juzgado de lo Penal número 3 de la Audiencia Provincial de Málaga de un delito de prevaricación y coacciones por el que venía siendo acusado por la Fiscalía malagueña por acondicionar un solar que una comunidad de propietarios reclama como propio y donde actualmente se encuentra la pista infantil municipal de tráfico.

Los hechos juzgados se remontan al 11 de diciembre de 2002, bajo el mandato de Bolín, cuando vecinos de la urbanización Montealto de Arroyo de la Miel denunciaron la ocupación por parte del Ayuntamiento de Benalmádena de un solar de titularidad privada de 10.000 metros cuadrados ubicado en la calle Jara. Los vecinos explicaron que efectivos de los servicios operativos accedieron a la parcela y construyeron el parque infantil de tráfico que se inauguró en 2004. La comunidad de vecinos ya denunció estos hechos por la vía civil ante el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Torremolinos que dictó en agosto de 2005 sentencia a favor de los vecinos. Esta decisión se recurrió ante la Audiencia Provincial de Málaga por el Consistorio y el 19 de diciembre de 2006, este organismo volvió a dar la razón a la comunidad de propietarios, y condenó en costas al Ayuntamiento.

El fiscal entendía que Enrique Bolín entró en el solar supuestamente privado y ordenó a los operarios que lo limpiaran, terreno donde más tarde el Consistorio construyó una pista infantil de tráfico. En los hechos probados se explica que, pese a que los terrenos fueron cedidos a una comunidad de propietarios de Benalmádena por parte de una constructora en octubre de 1987, la escritura nunca fue inscrita en el Registro de la Propiedad.

Además, en noviembre de 2002 la constructora otorgó escritura pública de cesión gratuita de los mencionados terrenos al Ayuntamiento en cumplimiento de las obligaciones que le imponía el PGOU de Benalmádena.

Bolín manifestó ayer a este periódico que se encontraba muy satisfecho por la sentencia y aseveró que en su actuación no se había cometido delito alguno. "Esta sentencia es una más de las que han salido favorables para mí y que avalan mi gestión", afirmó el regidor tras conocer la sentencia. Según se refleja en la sentencia, la titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Málaga, María Luisa de la Hera Ruiz Berdejo, entiende que el ex alcalde no ha cometido ningún delito de prevaricación porque aún se discute la propiedad de los terrenos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios