Acuerdan levantar el secreto sobre algunos datos de la muerte de García Caparrós

  • La diputada de Unidos Podemos Eva García Sempere ha sido autorizada a la consulta de las actas de la comisión de investigación, pero sin posibilidad de copia 

La Mesa del Congreso de los Diputados ha acordado "autorizar la consulta de la documentación secreta" de las actas de la comisión que investigó la muerte de Manuel José García Caparrós, ocurrida durante la manifestación por la autonomía andaluza del 4 de diciembre de 1977 en Málaga, aunque ha procedido a la autorización "previa disociación de los datos de carácter personal" que aparezcan en las mismas.

Sin embargo, la Cámara Baja solo ha concedido la autorización de acceso a dichas actas a la diputada malagueña de Izquierda Unida en el grupo de Unidos Podemos, Eva García Sempere, siempre y cuando consista en la "exhibición de una copia de la documentación" y no se pueda hacer una copia de la misma. Así lo expone el escrito de la mesa facilitado por IU que detalla también que esto se concede a santo de una petición de Unidos Podemos y del propio Gobierno andaluz.

Sampere ha explicado que el hecho de que se pueda tener acceso a dichas actas que eran secretas es un paso "claramente positivo" porque "llega después de 40 años y mucha pelea en el Congreso". "Servirá para que la familia pueda tener más información y se arroje algo más de luz", ha dicho, al tiempo que ha destacado que la autorización tiene una "parte más negativa".

Según ha argumentado la diputada, las actas "no ser harán públicas" y solamente podrán ser consultadas por ella, algo que, según ha dicho "no es de recibo después de 40 años y significa que no habrá justicia y reparación": "Tendremos una parte de la verdad, pero no toda y no será suficiente para alcanzar justicia y reparación que nos parece que deber ser el objetivo".

Con todo, Sampere ha concretado que acudirá a consultar las actas e intentará "trasladar toda la información posible, especialmente a la familia" y desde su grupo se "seguirá peleando" para que "las actas sean públicas y accesibles" no solo las que se refieren a la muerte de García Caparrós, sino "aquellas en general que se refieren a hechos que ocurrieron alrededor del franquismo y la Transición" porque, según ha dicho, "queda mucho por desvelar".

Por su parte, la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha saludado en nombre de su formación que la Mesa del Congreso de los Diputados haya acordado "desclasificar el secreto" de parte de las actas de la comisión de investigación que investigó la muerte García Caparrós aunque ha lamentado que se pueda acceder a los datos con "limitaciones".

Así, ha apuntado que "40 año después del asesinato" y tras el "resultado de una pelea y de un requerimiento" de Unidos Podemos en el Congreso y de la Junta de Andalucía "que hizo propia una propuesta de Podemos en el Parlamento andaluz" para que se requirieran esos documentos, llega el levantamiento del secreto de "parte" de las actas solicitadas.

"Valoramos esto como un paso adelante, pero también queremos poner sobre la mesa las enormes limitaciones del acuerdo de la Mesa del Congreso", ha dicho, al tiempo que ha apuntado que dicho acuerdo "establece que las actas que se desclasifiquen estarán anonimizadas". Esto es, según ha explicado Rodríguez, que "no será posible conocer los nombres de los responsables políticos, policiales, judiciales o militares que estuvieran implicados" en la muerte de Caparrós que "fue una acción terrible".

Con todo, para la coordinadora de Podemos Andalucía que se haya levantado el secreto sobre parte de las actas solicitadas "no es suficiente": "Queremos que se cumpla la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, contar con esas actas no solo para la consulta de la diputada de Unidos Podemos sino por parte de la comisión de la verdad que establece la ley y que se debe constituir inmediatamente", ha explicado.

Así, ha insistido en que la familia de García Caparrós "se merece, después de 40 años de impunidad, conocer los nombres de quiénes estuvieron implicados en aquel asesinato terrible" y por eso Podemos Andalucía "no va a parar" en esta cuestión. Por último, ha apuntado que seguirá solicitando la "desclasificación absoluta" de las actas para "poder tratarlas en la comisión de la verdad" y así los familiares "puedan tener toda la información precisa" y "se haga justicia para la reparación de ese asesinato terrible". 

El Consejo de Gobierno acordó el pasado mes de agoto solicitar a la Mesa del Congreso de los Diputados que se hicieran públicos todos los datos de la 'Comisión de Encuesta de los Sucesos de Málaga y La Laguna de Diciembre de 1977', en la que se investigó la muerte de Manuel José García Caparrós. 

Las sesiones de la comisión parlamentaria sobre la muerte de García Caparrós fueron consideradas "secretas" de acuerdo con un reglamento preconstitucional, vigente entre 1977 y 1982, por lo que se pedía que se desclasificase la totalidad de los 675 folios de la investigación, en la que participaron los grupos de UCD, PSOE, PCE, Mixto, AP y PNV, y que también abordó el asesinato de un estudiante en La Laguna (Tenerife) por disparos de la Guardia Civil.

Manuel José García Caparrós, nombrado Hijo Predilecto de Andalucía en 2013, murió a la edad de 19 años por el disparo de un policía en la manifestación del 4 de diciembre de 1977 que reclamó en Málaga la autonomía para Andalucía.

Trabajador de la empresa Cervezas Victoria y militante de Comisiones Obreras, el joven sindicalista perdió la vida en el transcurso de las cargas policiales que siguieron a la colocación de una bandera andaluza en la fachada del edificio de la Diputación de Málaga por Juan Manuel Trinidad Berlanga.

La muerte de García Caparrós es uno de los hitos de la lucha por la autonomía en la Transición y se produjo el mismo día en que unos dos millones de andaluces salieron a las calles para reclamarla. A ellos se unieron otro medio millón de emigrados que secundaron la movilización en ciudades como Madrid, Barcelona y Bilbao.

El suceso, de gran impacto en la sociedad, supuso un punto de inflexión para la Historia de Andalucía. Justo un año después se firmó el Pacto de Antequera que sentó las bases definitivas del autogobierno, finalmente refrendado el 28 de febrero de 1980.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios