Adiós al 'renacentista' Garrido Moraga

  • Muere tras sufrir un ictus el parlamentario del PP, un literato muy vinculado al mundo de la cultura de Málaga, ex concejal en la capital y destacado hombre cofrade 

  • La misa funeral se celebrará esta tarde (18:00) en Parcemasa

El parlamentario andaluz del PP y reconocido hombre de la cultura y del mundo cofrade de Málaga, Antonio Garrido Moraga, falleció ayer a los 63 años en la Clínica El Ángel de la capital, donde se encontraba ingresado tras sufrir un derrame cerebral el pasado 8 de noviembre. Garrido Moraga no logró superar las complicaciones de una dolencia que le sobrevino en su casa y por la que fue hospitalizado en el Clínico en estado muy grave, antes de ser trasladado a la Unidad de Neurocirugía del hospital Regional, donde logró recuperarse. En las últimas semanas había iniciado un proceso de rehabilitación para superar las secuelas sufridas.

La misa funeral se celebrará en la tarde de este martes (18:00) en el Parque Cementerio de Málaga (Parcemasa), después de que su cuerpo sin vida haya sido trasladado desde el tanatorio del Hospital El Ángel a primera hora de la mañana de este martes.

La trayectoria política y profesional de Garrido Moraga es tan extensa como el reconocimiento mostrado ayer por la clase política y del mundo de la cultura a través de las redes sociales tras conocerse su fallecimiento. Nacido en 1955 en la capital malagueña, Garrido Moraga era licenciado, doctor y catedrático en Filología Hispánica, así como profesor titular de las universidades de Sevilla y Málaga, donde llegó a ser uno de los promotores de la facultad de Ciencias de la Comunicación.. Fue profesor en diferentes universidades europeas y norteamericanas, escritor prolijo sobre literatura y crítica y vicepresidente de la Asociación de Críticos Literarios de Andalucía.

Llegó a la política de la mano de Celia Villalobos, con la que fue concejal de Cultura

Su entrada en política se produjo en 1995 cuando la entonces candidata Celia Villalobos lo incluye en las listas del PP. Con Villalobos de alcaldesa, Garrido Moraga se convierte en concejal de Cultura y Turismo desde el 1995 hasta el año 2000, cuando dejó las responsabilidades municipales para dirigir el Instituto Cervantes de Nueva York, hasta el año 2004. A partir de ese año es elegido diputado autonómico por el PP. Desde julio del 2015 era el portavoz del grupo popular en la comisión de Cultura del Parlamento Andaluz.

La aportación de Antonio Garrido Moraga al mundo de la cultura en Málaga tampoco ha sido precisamente discreta. Como concejal de Cultura contribuyó al desarrollo de diversos proyectos que forjaron la Málaga cultural de hoy. El más trascendental, por su proyección, fue el Festival de Cine Español, que nació bajo su inspiración y para el que colaboró estrechamente con su primer director, Salomón Castiel. Pero, además, Garrido Moraga fue una pieza clave en el crecimiento de la Orquesta Filarmónica de Málaga, que se había constituido en 1991 y que con su apoyo terminó convirtiéndose en una de las formaciones sinfónicas más importantes de España. También con Garrido Moraga como concejal vivió la música popular episodios más que notables en Málaga, con el festival veraniego Terral repleto de estrellas internacionales en el Teatro Cervantes y aquel Etnimálaga de la playa del Peñón del Cuervo altamente envidiado en todo el país por su programación y su ubicación. El Festival de Teatro experimentó un crecimiento destacado con una programación internacional, mientras que la Fundación Picasso Casa Natal ampliaba sus hechuras documentales y museísticas. La consignación de Pablo Picasso como símbolo de la transformación de Málaga tuvo en Antonio Garrido Moraga uno de sus más fervientes aliados.

Ya fuera en la literatura, la música o la tauromaquia, su labor divulgadora y cívica resultaba infatigable, también a la hora de dar a conocer a nuevos valores de las artes. Como portavoz del PP en el Parlamento Andaluz en materia cultural, su seguimiento de la rehabilitación del Palacio de la Aduana para el Museo de Málaga resultó constante y crítica.

Su última gran aportación cultural llegó con la dirección de la Fundación María Zambrano en Vélez-Málaga, a la que saneó económicamente y para la que ganó no pocos aliados que permitieron rescatar causas ya olvidadas como el viejo congreso dedicado a la filósofa, que, tras su recuperación, debería celebrar su nueva edición en este 2018. La presentación de la nueva entrega de las Obras completas de la pensadora en la próxima Feria del Libro de Madrid será otro éxito deudor del talento de Antonio Garrido Moraga. El hueco que deja es, por tanto, imposible de llenar con una sola persona.

"Archicofrade del Paso y la Esperanza. Es el honor más grande y el título que más me honra". De los cuantiosos honores y cargos que ostentó Garrido Moraga, ser hermano de la corporación perchelera fue uno de los que más le representó. Conocido por su defensa de la figura nazarena, que vistió portando una hacheta ante la Virgen hasta hace unos años, se ha considerado uno de los investigadores e impulsores fundamentales de la Semana Santa en los últimos años. Fue pregonero de la Semana Santa en el año 1987 y repitió en las tablas del Teatro Cervantes diez años más tarde, como exaltador del 75 aniversario de la Agrupación de Cofradías. Su verso pasó por tantas otras corporaciones nazarenas, incluyendo el 25 aniversario de coronación canónica de la Esperanza, con el que afirmó haber finalizado un ciclo. En 2016 presentó el cartel anunciador de la Semana de Pasión. El pasado día 10 se presentó la obra de 2018, presidida por el Cristo de la Redención, a quien profesaba devoción como hermano de Dolores de San Juan.

En su paso por el Ayuntamiento también dejó un legado que influyó en el Carnaval de Málaga. Antonio Garrido Moraga fue el primer conferenciante de la fiesta en 1997. Con Un mundo al revés testimoniaba los inicios de la vida carnavalera en la historia y desgranaba la eterna lucha entre doña Cuaresma y don Carnal como dos tiempos antagónicos de la sociedad de cada momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios