Urbanismo

Adjudican a Verosa la primera fase de la transformación de la Alameda

  • La oferta seleccionada, de entre 29, fija en algo más de 1,5 millones el coste de la intervención, un 33% menos que el precio de licitación

Infografía de la intervención prevista en la Alameda Principal Infografía de la intervención prevista en la Alameda Principal

Infografía de la intervención prevista en la Alameda Principal

El Ayuntamiento de Málaga acaba de adjudicar a la empresa Verosa Proyectos y Servicios la ejecución de la primera de las tres fases en las que se divide la transformación de la Alameda Principal. En concreto, la intervención a desarrollar se corresponde con el eje central de la avenida, justamente la única que se mantendrá abierta al tráfico. La oferta seleccionada, de entre un total de 29 que concurrieron al concurso público, reduce en 757.000 euros el valor de licitación.

Frente a los 2.271.577 euros que se marcaban como precio inicial (sin IVA), la firma dice estar en condiciones de ejecutar la obra por 1.514.471 euros. Esta proposición, tal y como adelantó Málaga Hoy el pasado 19 de enero, era la que presentaba mejores condiciones técnicas y económicas, una vez eliminadas las bajas temerarias. Desde el punto de vista técnico recibió una valoración de 37 puntos (las más altas eran las de Sando y Conacon, con 37,6 puntos) y una oferta económica con una baja del 33,3%.

De acuerdo con el proyecto de semipeatonalización impulsado por el Ayuntamiento, con la colaboración directa de la Junta de Andalucía, el tramo central mantendrá cinco carriles para el paso de vehículos, tres de ellos para autobuses y dos para tráfico privado en sentido este-oeste. La previsión es que los trabajos puedan arrancar después de Semana Santa, siendo el plazo de ejecución de seis meses. Con todo, esta primera pieza de la nueva Alameda podría ser una realidad para después de verano.

A este primer avance hay que sumar la intención del Metro de Málaga de acometer la reurbanización del lateral norte (actualmente afectado por los trabajos del tramo Guadalmedina-Atarazanas) a lo largo del mes de marzo. El Ayuntamiento, además, tiene abierto el concurso actualmente para la que será la peatonalización del lateral sur, el de mayor envergadura económica, con 4,3 millones de euros (sin IVA). A este concurso han formalizado oferta 21 empresas.

La dimensión de esta operación urbana es comparable desde un punto de vista simbólico a la que en 2002 supuso el cierre al tráfico de la calle Larios. Pero todos los parámetros la superan con creces. La superficie que se ganará para el peatón se elevará a unos 23.500 metros cuadrados; o lo que es lo mismo, el equivalente a casi seis veces la superficie ciudadana de Larios. Ello implica modificar los usos actuales de la vía, de manera que del orden del 75% de la superficie será reservado para el ciudadano y solo el 25% al coche. A ello hay que sumar unos 1.000 metros cuadrados de zonas verdes y carril bici.

Marcado valor simbólico tiene también el trasladar el emplazamiento de la estatura del Marqués de Larios, ahora junto a una salida de humos del aparcamiento subterráneo de la Plaza de la Marina. La propuesta fija el desplazamiento de la misma hacia el eje norte, casi en el entronque con la calle que lleva el mismo nombre que el marqués.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios