Agrede a su padre mientras éste era atendido por el 061 de un amago de infarto

  • El detenido comenzó a propinarle puñetazos y a insultarlo mientras los médicos trataban de estabilizar a su progenitor

Los casos de malos tratos en el ámbito doméstico suelen dejar escenas difíciles de olvidar, pero hay algunos que por su gravedad directamente quedan grabados en la mente. Una de ellos podría ser perfectamente el acontecido las noche del martes en la zona de Cruz de Humilladero de la capital, cuando un hombre comenzó a propinar numerosos puñetazos a su padre cuando estaba siendo atendido de un amago de infarto por médicos del 061. El individuo, de gran corpulencia física, lesionó a los dos agentes que trataron de apartarlo y reducirlo, mientras que la víctima fue trasladada al Hospital Civil tras ser estabilizada.

Según informó ayer la Policía Local, el agresor, identificado como Salvador J. B., de 38 años de edad, es natural y vecino de Málaga y fue detenido por un presunto delito de malos tratos.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 22:30 del martes en el distrito de Cruz de Humilladero, cuando el padre del arrestado estaba siendo atendido por facultativos del Servicio de Emergencias Sanitarias 061 de un amago de infarto de miocardio. Los médicos estaban estabilizando al paciente cuando el hijo de éste se abalanzó sobre él y comenzó a golpearlo de modo violento con los puños, a la vez que lo insultaba. Los efectivos de la Policía Local que habían sido avisados para colaborar en la intervención de los sanitarios, y que acababan de entrar en la vivienda al encontrarse la puerta abierta, corrieron para evitar que siguiese agrediendo al enfermo.

El primogénito opuso fuerte resistencia, llegando a causar lesiones a los dos agentes, que tuvieron que emplear la fuerza para reducirlo.

Los facultativos del 061, que estuvieron presenciando todos los hechos relatados, trasladaron a la víctima al Hospital Civil, donde quedó ingresado por la dolencia cardiaca sufrida.

El detenido fue llevado a dependencias policiales para posteriormente ser puesto a disposición judicial.

Por otro lado, un hombre de 37 años, enfermo mental, también agredió el martes a su madre, que huyó de la vivienda para evitar sufrir lesiones de gravedad.

Una dotación de la Policía Local se desplazó al lugar tras ser avisada por la sala 092, que a su vez había sido informada por un vecino.

Los agentes llevaron al hijo a la unidad de agudos del Hospital Civil y otra patrulla del citado cuerpo que acudió en apoyo se hizo cargo del traslado de su madre a un centro de salud.

Este es el cuarto caso de agresiones de primogénitos a padres que se produce en la capital en pocas horas después de que el viernes y el sábado fuesen detenidas otras dos personas, una de ellas, también enferma mental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios