Agreden y amenazan de muerte a un médico en Villanueva de la Concepción

  • La presunta agresora es una mujer de 60 años, descontenta con el tratamiento

Luis Miguel Yeguas, actual médico de familia en el centro de salud de la pedanía antequerana de Villanueva de la Concepción, sufrió una agresión la pasada semana por parte de una mujer de 60 años, vecina del municipio. Los hechos ocurrieron el día 29, después de que la paciente le exigiera al sanitario más medicación de la permitida en el tratamiento de paliativos, a lo que éste se negó.

El médico explicó que el tratamiento indicaba parches de Fentanilo de 100, mientras que la paciente demandaba una recetara de 150. "Le dije que no existía de 150 y que el máximo era de 100, así que le propuse recetarle dos cajas y que partiera los parches por la mitad, pero estaba enfurecida y no entraba en razones. Aunque más se enfureció cuando vio que, además, sólo le había recetado una caja de morfina de 30 ampollas. Me pidió más cantidad, y le dije que esa era la cantidad que había en el tratamiento y que si quería más que se lo dijera al de paliativos y que lo reflejara en el tratamiento".

Fue entonces cuando comenzó a insultarle. "Le pedí que se saliera de la consulta y antes de cerrar la puerta me abofeteó delante de todos los que estaban en la sala de espera", relató Yeguas, quien comentó que los vecinos le recriminaron a la mujer su acción, a pesar de lo cual ella siguió insultándole e incluso le amenazó de muerte diciéndole que su marido iría a "rajarle". Una vez dentro de la consulta, el médico añade que la mujer aporreó la puerta hasta que llegó la Policía Local y se la llevó.

Varios días después del incidente, ambos implicados mantuvieron un careo en el hospital. En el acto, la presunta agresora, junto a su marido, expuso lo ocurrido y cuando le tocó el turno al profesional agredido, la pareja se levantó y comenzó a insultar a todos los presentes. Según Yeguas, el marido también le insultó una semana antes porque quería una cita para traumatología a pesar de tenerla ya concertada.

Momentos después, Yeguas denunció los hechos en la Guardia Civil, aconsejado por los servicios jurídicos del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y confió en que la sentencia le sea favorable. No obstante, mostró sus dudas con que alguno de los vecinos testigos de la agresión quieran testificar en el juicio. A ello se suma que la denunciada se pasea con un collarín y acusa al médico de ocasionarle moratones. Yeguas lo desmiente y afirma que esas lesiones se las pudo provocar cuando aporreó la puerta de la consulta.

El Sindicato Médico ha convocado hoy una concentración de cinco minutos en las puertas del centro de salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios