"Ahora, tras la polémica, los talleres tienen más sentido que nunca"

  • La Junta dice que apoya la prevención y que las ONG usan la estrategia que creen más adecuada

Uno de los carteles que han suscitado la polémica. Uno de los carteles que han suscitado la polémica.

Uno de los carteles que han suscitado la polémica.

La polémica por unos talleres sobre masturbación femenina, masaje eróticos entre hombres y los carteles distribuidos para anunciarlos continuó coleando ayer. La asociación Apoyo+ que los imparte decidió mantener la actividad. "Ahora, tras la polémica, los talleres tienen más sentido que nunca", argumentó el director de la ONG, Jorge Garrido. Las redes sociales se llenaron de comentarios homófobos tras difundirse la realización en Torremolinos de estos cursos, teóricos y de una hora de duración. El de masturbación femenina se anunciaba con la frase Afrodita y su manita y el de masajes eróticos entre hombres con el texto Tú me das cremita, yo te doy...

"La polémica no tiene fundamento. Ninguna de las imágenes de los carteles va contra ninguna normativa, ni es ofensiva, ni hay genitalidad. Son ilustraciones", dijo Garrido. Ayer precisamente se celebraba el Día Europeo de la Salud Sexual. El director de Apoyo+ recordó que los derechos sexuales y reproductivos son un derecho humano ya que fueron incluidos en la Declaración Universal en 1997. "Es llamativo que en un país como España, la preocupación sea esa ilustración y no hechos graves como la violencia de género", dijo.

Colega no descarta acciones judiciales si los comentarios incurren en posibles delitos de odio

Garrido afirmó además que en 2016, la ONU incluyó los derechos sexuales y reproductivos como objetivo para el desarrollo sostenible de la humanidad. En ese contexto y frente a la polvareda levantada por los talleres y los carteles, el director de la ONG insistió que es necesario que las asociaciones sigan trabajando en la educación afectivo-sexual. La asociación no descarta acciones judiciales porque entiende que algunos comentarios en las redes sociales podrían constituir un delito de odio.

La vicepresidenta de la Sociedad Andaluza de Contracepción y experta en educación sexual, María Jesús Alonso, opinó que la prevención y la sensibilización de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son "importantísimas", pero matizó que "a veces estas actuaciones traen polémica y descrédito hacia las asociaciones porque nos quedamos en la anécdota". Aunque sostuvo que hay que trabajar con los colectivos homosexuales para prevenir esas patologías, consideró que "hay que tener cuidado en cómo se utilizan los recursos públicos". La Junta subvenciona el programa de Apoyo+ de prevención de ETS en el que los polémicos talleres son una actividad más.

Por su parte, la asociación de gays, lesbianas y transexuales Colega criticó la "caza de brujas" hacia el colectivo. Su representante en Torremolinos, Santiago Rubio, dijo que "sólo es en las redes sociales" y "por parte de un grupo vinculado al anterior gobierno municipal". Tras aclarar que en el municipio "no hay problemas de convivencia", apuntó: "Los carteles pueden gustar a unos más y a otros menos, pero las asociaciones somos libres para hacerlos". Rubio coincidió con Garrido en que Colega también recopilará los comentarios vertidos en las redes sociales en los últimos días y estudiará si toma acciones judiciales ya que algunos "podrían constituir delitos de odio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios