"Algún día se pedirá la venia en Málaga antes de entrar en el recorrido oficial"

  • En puertas de la Semana Santa más tempranera de la historia, el presidente de la Agrupación analiza la realidad cofrade malagueña donde asegura que ve a una juventud "interesada", que no "implicada"

Comentarios 1

-¿La premura de la Semana Santa condiciona su preparación?

-Hemos tenido que adelantarlo todo, la prueba palpable es que el cartel se presentó en enero, una fecha atípica. La preparación realmente es la misma, aunque muchas cofradías ya han iniciado sus repartos y celebrado sus cabildos de salida.

-¿Han detectado muchos andamios para el paso de las cofradías?

-El centro histórico se renueva y lógicamente surgen nuevos andamios que hay que negociar, pero llevamos desde finales de noviembre en conversaciones con Urbanismo. Algunos obstáculos son imposibles de quitar, como la esquina de la Plaza de Constitución, que estará dos años y, aunque no impide el paso de las cofradías, nos obliga a reubicar a unos 120 abonados.

-¿Cómo marchan los abonos?

-Casi todo el mundo lo tiene por banco y se están renovando de forma automática. Como siempre se acabará todo.

-¿Más plazas son posibles?

-Ahora mismo es inviable con el recorrido oficial actual.

-Desde muchos sectores se habla de la necesidad de reformar el recorrido oficial. ¿Qué opina?

-Los sectores que lo opinan no serán las cofradías, pues cuando se les pregunta, la respuesta no es la más positiva. Cada uno tendrá sus apreciaciones personales, pero es complicado cuando venimos cofradías de distintas zonas.

-¿Llegará el día en que en Málaga se pida la venia antes de entrar al propio recorrido oficial?

-Estoy convencido de que alguna vez se podrá hacer. La tradición es la tradición, y aquí se optó así porque más que pedir la venia, en la Plaza de la Constitución se realiza un saludo protocolario. Habría que buscar otra ubicación donde pedirla o invertir el recorrido.

-¿Qué espera del futuro obispo?

-Me conformo con que sea igual de buena persona y de buen pastor que es Antonio Dorado. Y estoy convencido de que lo será. Pero no olvidemos que durará el tiempo que Roma considere oportuno.

-¿Será entonces el momento de reactivar el Sábado Santo que incluso algunas hermandades agrupadas reivindican?

-Reivindicar significa pedir y Santa Cruz es la única que lo ha hecho, aunque el Descendimiento lo tiene en estatutos y declara que el día que se haga saldrá porque estatutariamente así lo tiene contemplado. Cuando llegue el nuevo obispo, no sé si sería el momento, pues lo primero sería conocerlo. Pero un Sábado Santo no es una cuestión de poner a una cofradía en la calle, es más complicado porque no podemos dejar ningún día cojo.

-¿Debería liderar este asunto la propia Agrupación?

-No puede liderarlo nadie más. La Agrupación es la única encargada de los horarios e itinerarios. De crear un Sábado Santo debe ser lo suficientemente importante para que los cofrades participen y para poder interferir un día más en la vida de la ciudad.

-¿La Semana Santa necesita una remodelación de días?

-Utópicamente es lo más apetecible, pero no imagino cuál sería la reacción de la gente, mira lo que pasó con la Cena. Pienso que crearíamos un efecto que no sería beneficioso, al menos a corto plazo.

-¿Y adelantar los horarios ?

-El que sale a las 18.00 y entra en la Alameda a las 22.00 no tiene ningún problema. Lo tiene que llega al recorrido oficial pasada la medianoche, que lleva toda la vida celebrando que es el último y ahora se encuentra con las nuevas demandas de la sociedad. Cualquier cambio es complicado, por ello lo primero es adaptar los tiempos de paso, pues no es razonable sobrepasar los 45 ó 50 minutos. De este modo se ganaría una hora y pico, que es algo. Por otro lado, los días laborales no se pueden adelantar mucho porque la gente trabaja.

-¿Podría abrirse San Julián a nuevas corporaciones?

-Siempre está abierta, hemos acogido la presentación de un Cristo de una hermandad no agrupada.

-Esa es la respuesta política...

-Ahora tenemos un decreto que limita el número de cofradías agrupadas, pero el tiempo pone a todo el mundo en su sitio y marcará nuevas entradas. El que tenga que llegar, llegará.

-¿Por dónde pasa el futuro de la Agrupación?

-Además de las funciones propias, hemos de coordinar y canalizar las nuevas demandas que requiera la sociedad, véase las obras sociales, con objeto de aglutinar el esfuerzo que realizan todas las hermandades. Y trabajar con la juventud.

-¿Ve a la juventud implicada?

-Veo juventud interesada, que no es lo mismo. Quiero decir con interés, pero no implicada en la vida de cada cofradía.

-Algo de culpa también tendrán...

-Yo sigo con la misma inquietud y ya no soy tan joven. Muy pocas cofradías tienen sus puertas cerradas, creo que ninguna. Pero tampoco sabemos qué es lo que demanda la juventud.

-¿Cómo marcha el museo?

-Eterno, aunque ahora parece que hemos entrado en una etapa más positiva. Realmente queda poco, pero como siempre es complicadillo. No doy fecha para no equivocarme, porque es algo que no depende de nosotros.

-¿Por qué la página web lleva varios años muerta?

-Es como una puñalada que tengo en el corazón y acepto todas las críticas porque era uno de mis objetivos. Tuvimos un convenio con la UMA y un becario estuvo trabajando ocho meses, pero la cosa no salió, indudablemente no por culpa del chaval. Es un tema que tenemos pendiente y espero que solucionemos pronto.

-Un deseo para Semana Santa además de los meteorológicos.

-Le pediría a todos los cofrades que participen con sus cofradías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios