Alumnos buenos y bien educados en La Cónsula

  • Varios ex estudiantes, ya profesionales, regresarán a la escuela en unas jornadas

Dice el refrán de que de bien nacido es ser agradecido y los alumnos de la escuela de hostelería La Cónsula parece que cumplen con esa premisa. La próxima semana habrá, por octavo año consecutivo, unas jornadas en la escuela en la que participarán ex alumnos de este centro educativo para, por una parte, dar a conocer sus progresos y, por otra, recordar viejos tiempos.

Las jornadas tendrán lugar del martes 12 al viernes 15 y los comensales que quieran asistir podrán degustar los platos y recibir el servicio de profesionales que se han formado en Málaga y que están trabajando o han trabajado en los mejores restaurantes de España, varios de ellos con estrella Michelin, así como en varios establecimientos europeos y sudamericanos.

El próximo martes, por ejemplo, el cocinero será Diego Gallegos, un joven que actualmente es chef en el restaurante Casa Piolas de Algarinejo en Granada y que se ha formado en el restaurante del Kursal de San Sebastián, el Calima en Marbella, el DOM en Sao Paulo o el Punta Sal en Lima (Perú). Gallego indicó ayer que estaba "contento de regresar a casa" y desgranó cuál será su oferta: pulpo al carbón con alioli de ajos asados, esturión de Riofrío con camote glaseado, caviar y micro ensalada, o pionono de cochinillo. El postre tiene el inquietante nombre de El País de las maravillas sin Alicia y habrá que ir a La Cónsula para saber qué es exactamente.

Las jornadas son abiertas y cada menú incluye dos aperitivos, cuatro platos, dos postres y cuatro tipos de vino por un precio de 60 euros por persona con el IVA incluido. Francisco Oliva, director de La Cónsula, señaló que ya estaban reservadas el 30% de las plazas para la próxima semana y confía en que se alcance el lleno.

Por estas jornadas ya han pasado a lo largo de ocho años 32 ex alumnos de cocina y 32 ex alumnos de sala, así como 15 ex alumnos pasteleros que vuelven a La Cónsula cuando les llaman para aportar su grano de arena a las nuevas generaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios