Amigos de Antonio Garrido recaban apoyos para una estatua de homenaje

Los amigos del profesor y ex parlamentario andaluz del PP Antonio Garrido Moraga, fallecido el pasado 15 de enero, tras sufrir un ictus, quieren que su figura siga muy presente en la ciudad. Por este motivo están recabando apoyos para poder ubicar una estatua, a tamaño natural del que fue también concejal de Cultura de la capital malagueña. Así lo confirmó el senador malagueño Joaquín Ramírez, quien abogó por reivindicar su figura "junto a otros muchos amigos que ha dejado". La estatua sería, a su juicio, un buen recuerdo, similar, dijo, a la que existe en Oviedo del cineasta Woody Allen.

"Queremos una estatua de Antonio Garrido como si estuviera andando por las calles de Málaga", sostuvo. Para ello barajan diversas ubicaciones, entre ellas en la futura peatonalización de la Alameda Principal, junto al Archivo Municipal, que es sede del despacho del edil de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, cargo que ostentó "con tanto éxito" entre 1995 y 2000, año en el que fue nombrado director del Instituto Cervantes de Nueva York. La estatua estaría sufragada mediante donaciones de sus propios amigos y personas que quieran colaborar. No obstante, Ramírez ha indicado que están abiertos a las aportaciones de administraciones o entidades.

El senador del PP detalló que ya le han planteado esta iniciativa al presidente de la Diputación y del PP de Málaga, Elías Bendodo, quien la ha visto como "una buena idea"; algo que también trasladarán al alcalde, Francisco de la Torre, "que sería una ayuda esencial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios