Analistas prevé que la economía crezca un 2,4% y una tasa de paro de un 26,9% en Andalucía en 2017

  • La sociedad de estudios perteneciente al Grupo Unicaja calcula una tasa de crecimiento del 2,4%

Presentación del informe de previsiones económicas este martes. Presentación del informe de previsiones económicas este martes.

Presentación del informe de previsiones económicas este martes.

Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios perteneciente al Grupo Unicaja, prevé para 2017 que la tasa de crecimiento de la economía andaluza se sitúe en el 2,4%, similar a la prevista para España -2,5%-.

Por su parte, en relación con el mercado de trabajo, el crecimiento previsto del empleo se situaría en el 2,4%. De igual modo, el número de parados se reduciría en un 7,2%, situándose la tasa de paro en el promedio del ejercicio en el 26,9%, dos puntos porcentuales inferior a la registrada en 2016.

Asimismo, en relación con la demanda interna, el consumo privado y la inversión se incrementarían en un 2,4% y un 3,2%, respectivamente, mientras que el consumo de las administraciones públicas lo haría en un 1%.

Por otro lado, desde el punto de vista de la oferta, el crecimiento se sustentaría en la aportación positiva de sectores no agrarios, que presentarían aumentos de la producción entre el 2,4% en la industria y el 2,9% en la construcción.

Estos son algunos datos que se desprenden del informe Previsiones Económicas de Andalucía correspondiente a la primavera de 2017, que ha sido presentado este martes por el responsable del Área de Actuaciones Socioculturales de la Fundación Unicaja, Rafael Muñoz; el consejero delegado de Analistas Económicos de Andalucía, Francisco García, y la coordinadora del informe, Felisa Becerra.

Por provincias, las previsiones para 2017 apuntan a una prolongación de la fase de expansión en todas, aunque atenuando su ritmo de crecimiento con respecto a 2016, situándose las tasas de crecimiento entre el 2% de Jaén y el 2,8% de Almería.

"Los datos ponen de manifiesto cómo se mantiene esa tendencia de mejora de la actividad, de crecimiento de la actividad y del empleo", ha valorado, aunque ha puntualizado que, "si bien es cierto que para 2017 se espera un menor ritmo de avance, aunque no exento de incertidumbres", ha incidido, señalando que estas incertidumbres en estos momentos son "más de carácter geopolítico a nivel internacional", aunque, "en general, por ejemplo, también la economía mundial de forma agregada crece a menor ritmo que antes de la crisis". "El crecimiento, en general, se está viendo que está siendo algo más pausado", ha apostillado.

Asimismo, ha valorado que "2016 ha cerrado el año con un crecimiento que se ha sido mayor de lo previsto inicialmente, porque los conocidos vientos de cola han impulsado ese crecimiento y han hecho que el mismo en 2016 fuera mejor de lo previsto", agregando, además, que "parte de esos efectos se están agotando" y "en parte esos efectos o vientos de cola se han disuelto y en cierta medida van a hacer que se modere ese crecimiento".

Por otro lado, en el conjunto de 2016, el PIB andaluz ha registrado un crecimiento del 2,9%, 0,4 puntos porcentuales inferior al año anterior. Por el lado de la demanda interna, todos los componentes han mostrado variaciones positivas, de mayor magnitud para el consumo de los hogares -2,2%-.

La aportación del sector exterior al crecimiento regional ha sido de un punto porcentual. Desde la perspectiva de la oferta, destacan los aumentos de los sectores primario y servicios -4,3% y 3,1%, respectivamente-.

Asimismo, por provincias para el conjunto de 2016, las estimaciones apuntan a un crecimiento de la producción por encima de la media andaluza en Almería -3,2%--, Cádiz -3%- y Málaga -3%-.

Por otro lado, en relación con la información coyuntural más reciente, relativa al cuarto trimestre de 2016, según ha explicado Becerra, la economía andaluza registró un crecimiento intertrimestral de la producción del 0,6%, un 0,2 puntos porcentuales inferior al del trimestre anterior. En términos interanuales, el crecimiento del PIB se ha situado en el 2,6%.

En relación con su composición, desde el punto de vista de la demanda, la aportación de los componentes internos se sitúa en 0,6 puntos porcentuales. Esta contribución se sustenta, fundamentalmente, en el aumento del gasto de los hogares, del 1,5%. "Es cierto que a lo largo de 2016 se ha observado una desaceleración de la aportación de la demanda interna", ha precisado, que "se ha compensado con un mejor comportamiento del saldo exterior neto".

En concreto, la demanda exterior neta ha aportado dos puntos porcentuales al crecimiento regional, debido al mayor crecimiento de las exportaciones -7,5%- que de las importaciones -2,4%-.

Por su parte, en cuanto a la oferta, todos los sectores, a excepción de la construcción, han registrado crecimientos interanuales de producción, superior al cuatro por ciento en el caso de la agricultura, la ganadería y la pesca. Han destacado también el aumento del sector servicios, del 2,8%.

En relación con el mercado de trabajo, en este citado periodo, la población activa se ha reducido, por quinto trimestre consecutivo, en un 1,3% respecto al año anterior. El número de ocupados ha aumentado en un 0,9%. Por su parte, el número de parados ha disminuido en un 6,5%, situándose la tasa de paro en el 28,3%, 1,6 puntos porcentuales inferior a la del mismo trimestre del ejercicio anterior.

Por provincias, Analistas Económicos de Andalucía, estima que en el cuarto trimestre de 2016, todas las provincias habrían registro un incremento interanual de la actividad superior al 2%o. Así, los mayores aumentos, por encima de la media regional, se habrían producido en las provincias de Almería, Cádiz, Granada Málaga y Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios