Aplausos en el PP, una oposición en campaña y una esposa "triste"

  • Los dirigentes 'populares' mostraron su alegría por la decisión y los partidos de la oposición reclamaron centrarse en la ciudad

Tras varios meses de dudas el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, deshojó por fin ayer la margarita y las reacciones no se hicieron esperar pese a que, en general, su decisión de presentarse de nuevo a las elecciones en 2019 no ha sido especialmente sorprendente para nadie.

En su partido el mensaje público a transmitir era el de alegría por esa continuidad y así lo hicieron. El presidente del PP en Málaga, de la Diputación y previsible sustituto de De la Torre, Elías Bendodo, aseguró ayer que "es un gran día porque tenemos al mejor candidato posible", recalcó que De la Torre "es el mejor alcalde de la historia de la ciudad", y subrayó que "el PP seguirá transformando y modernizando Málaga de la mano de De la Torre, al que agradezco su generosidad y entrega". El presidente del PP en Andalucía, Juan Manuel Moreno, fue en la misma línea al indicar que "está en plena forma con plena ilusión y con ganas de incorporar nuevos proyectos a la ciudad". Moreno dijo que De la Torre es "una garantía electoral, una referencia política dentro del PP y sobre todo una persona querida, valorada y admirada por muchos de nuestros paisanos".

La reacción de la esposa de De la Torre, Rosa Francia, era ayer de las más esperadas porque ha manifestado públicamente en varias ocasiones su rechazo a que su marido siguiera cuatro años más en el Ayuntamiento. Ayer, en declaraciones a la cadena Cope, reiteró el mensaje. Afirmó que se sentía "muy triste", que "lo mejor para él" habría sido no volverse a presentar y que tanto ella como sus hijos le habían recomendado no ser de nuevo candidato a la alcaldía. Francia aseguró que "se temía" esta decisión y que no se enteró hasta ayer por la mañana, pues De la Torre se lo quiso comunicar el domingo por la tarde pero ella prefirió no saberlo.

En los partidos de la oposición intentaron no darle mayor importancia al hecho de que De la Torre repita pues cada uno tiene sus intereses y, obviamente, todos quieren ganar las próximas elecciones. El más rápido en reaccionar fue precisamente su socio de investidura. El portavoz municipal de Ciudadanos, Juan Cassá, aseguró que "esto era un problema del PP exclusivamente" y precisó que "lo único que lamento es que el culebrón ha distraído la acción de gobierno de los últimos meses". Cassá recordó que los presupuestos municipales siguen sin aprobarse y pidió que "el PP se centre ya y retome las numerosas cuestiones que Málaga necesita". El portavoz naranja dijo que "en lo personal le tengo aprecio al alcalde". Daniel Pérez, portavoz del PSOE, afirmó que le resultaba "indiferente" que el candidato del PP fuera De la Torre o Bendodo y subrayó que "Málaga no puede aguantar cuatro años más de gobierno del PP porque la ciudad se encuentra completamente paralizada". Ysabel Torralbo, portavoz de Málaga Ahora, comparó a De la Torre con Fidel Castro y señaló que el PP "demuestra que es un partido bastante quemado porque no tiene renovación". Su homólogo en Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, afirmó que De la Torre "es el clavo ardiendo del PP ante las encuestas que vaticinan un hundimiento" y consideró que "merecía retirarse por la puerta grande".

Los presidentes de las federaciones de vecinos Unidad y Civilis se esperaban esta decisión y el presidente de los empresarios andaluces y malagueños Javier González de Lara la aplaude: "Es una excelente noticia. Es un hecho que el alcalde ha sido un agente transformador de la ciudad en la última década y ha impulsado un modelo de ciudad hasta ahora inexistente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios