"Aplazar los pagos nos da 6,5 millones para los pueblos"

El anuncio del Gobierno central de aplazar hasta diez años el pago de los ingresos a cuenta recibidos por los ayuntamientos y las comunidades autónomas tiene ya las primeras consecuencias. El presidente del PP malagueño y de la Diputación, Elías Bendodo, mostró ayer su satisfacción con la decisión adoptada que, dijo, permitirá rebajar la "asfixia" que asuela a las administraciones públicas y disponer de 6,5 millones de euros más que se destinarán a los pueblos de la provincia. Un alivio económico que parecieron compartir todos los alcaldes de capitales de provincia del PP que ayer estuvieron presentes en la clausura de la convención regional de la formación.

Bendodo tomó la palabra en la última jornada para ensalzar la figura de Javier Arenas, al que, según señaló, "Andalucía necesita", y confiar en que el próximo 25 de marzo se cerrará el círculo triunfal del PP iniciado en las elecciones municipales de mayo de 2011 y que tuvo continuidad el pasado 20 de noviembre con la elección de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. "Estoy convencido de que vamos a repetir la hazaña", precisó.

"Tu proyecto político [en alusión a Arenas] es el de la esperanza para Andalucía, la esperanza del cambio, de la vuelta al crecimiento y para que, de una vez por todas, Andalucía aproveche todas las oportunidades que tiene", enfatizó el líder popular malagueño. Bendodo, agradecido por la elección de la capital de la Costa del Sol como base de la convención regional, destacó que los tres días de cónclave han permitido "reforzar" el proyecto del PP y dar "el pistoletazo de salida" hacia la cita del 25 de marzo.

Tuvo palabras críticas para el PSOE, al que culpó de "30 años de abandono" en Málaga, y denunció que se acuerde de la provincia para convertirla "en campo de batalla en sus peleas internas". "Necesita una larga travesía por el desierto para reinventarse", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios