Apoyo institucional al museo del Aula del Mar

  • El proyecto para ocupar dos edificios del Palmeral de las Sorpresas fue presentado ayer

El Aula del Mar de Málaga está a un paso de ver cumplido el sueño de más de dos décadas y ayer recibió el apoyo que necesitaba para afrontar el último empujón que le llevará a disponer de una sede definitiva para sus instalaciones. La Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de la capital, la Diputación, la Autoridad Portuaria, la Universidad de Málaga, Unicaja, Cajamar, M Capital y otros tantos colectivos ciudadanos respaldaron el proyecto que el colectivo ha presentado a la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (Epsa) para ocupar dos de los tres nuevos edificios ubicados en el recién estrenado Palmeral de las Sorpresas del puerto. Un edificio dedicado a la tradición marinera de Málaga y el otro a la conservación de la rica biodiversidad del mar de Alborán conforman la idea que los cinco fundadores del Aula del Mar tienen para seguir con la incansable actividad que emprendieron en 1989. "Estamos preparados para afrontar el reto más importante de nuestra historia", dijo ayer la presidenta del colectivo, Cristina Moreno.

El proyecto ya fue entregado el pasado martes a la Junta de Andalucía que ahora deberá estudiar la viabilidad técnica y económica para ceder los dos edificios, en los que también se ubicará el hospital del Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas (Crema). Aunque no hay nada oficialmente decidido, la delegada provincial de Economía, Innovación y Ciencia, Pilar Serrano, aseguró que la Junta mirará el proyecto "con mucho cariño" y valoró la "constancia, ilusión y pasión" demostrada en estos 21 años por los componentes del Aula del Mar.

También se mostró convencido de que finalmente los dos edificios del Palmeral de las Sorpresas del puerto serán ocupados por el museo Alborania el gerente de Málagaport, Sebastián Camps, que justificó el retraso en la decisión y la burocracia de última exigida por el Gobierno andaluz en que "como eran como de la casa nadie había caído nunca que el proyecto debía formalizarse en un papel".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios