Arañas, ojos y dedos de bruja, entre el menú

¿Es cierto que el miedo cierra el estómago? No son pocos los establecimientos que ofrecen a sus clientes degustar los platos más inquietantes al tiempo que deliciosos mientras el terror se apodera de ellos. Para la noche de Halloween, el hotel Barceló Málaga convirtió salchichas de pollo, con pistacho y reducción de tomate en dedos de bruja mutilados; manzanas con piñones y foie en terroríficas bocas de monstruo; o suculentos muffins de chocolate coronados con cucurucho en siniestros hechiceros listos para poner en práctica sus embrujos, además de arañas y ojos ensangrentados, entre otros aperitivos. En definitiva, no faltó detalle alguno en los establecimientos de la capital, donde no solo llamaban la atención los escaparates decorados con telarañas y calabazas sino también aquellos dependientes vestidos de zombi, como en La tienda de los helados de calle Granada.

Los más golosos pudieron, además, descubrir y degustar todo tipo de galletitas con diferentes formas e ingredientes y elaborados únicamente para la celebración de la noche de Halloween, donuts decorados para la ocasión y, por supuesto, los clásicos huesos de santo propios del Día de Todos los Santos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios