Archivan la denuncia a la dirección del colegio Teresianas por coacciones

  • Una alumna recibió varios partes sancionadores por vestir leggins y pantalones cortos

Comentarios 1

La denuncia de la madre de una alumna del colegio concertado Academia de Santa Teresa, más conocido como Teresianas, interpuesta contra la directora y la coordinadora Pedagógica de Secundaria por la pretendida comisión de un delito de acoso, coacciones y abuso de autoridad ha quedado archivada ante la inexistencia de delito, según consideró el Juzgado de Instrucción Número 1 de Málaga. La alumna recibió varios partes sancionadores por vestir leggins y pantalones cortos del chándal y le impusieron el castigo de un día sin clase cuando tenía exámenes finales. Aunque el inspector de zona acudió al centro y la estudiante pudo realizar sus pruebas, la progenitora consideró que el procedimiento fue incorrecto y desproporcionado y llevó el caso ante los tribunales. Sin embargo, la justicia no le ha dado la razón.

Se acordó el sobreseimiento de las actuaciones y éste ha sido ratificado por la Audiencia Provincial de Málaga "señalando que las denunciadas actuaron en el ámbito de sus competencias y respetando el procedimiento sancionador establecido, considerando que la denunciante quiere hacer de la denuncia una causa general contra las normas de convivencia, y en particular de uniformidad, del colegio", según explica la abogada Inés Atencia, de GVA & Antecia Abogados, representante legal de la dirección de Teresianas.

Una alumna de cuarto de ESO recibió un parte por persistir en el uso de "vestuario no adecuado para el ámbito escolar tras varias amonestaciones orales previas", según recoge el despacho de abogados. Por este motivo se le impone el acudir al centro escolar un día determinado por la tarde durante dos horas, pero la menor no asistió alegando motivos de salud que fueron justificados según la progenitora. La madre es entonces citada a una tutoría con la coordinadora, a la que se niega a asistir hasta no recibir más explicaciones, y se modifica la fecha para el cumplimiento de la sanción. "Al coincidir con fecha de exámenes, finalmente se le permite hacerlos aunque no asistir al resto de las clases", comenta la abogada y añadió que "han entendido que colegio actuó con libertad de ejercer su derecho de corrección y dentro de sus competencias, el derecho penal está para otras cosas, para que haya delito o falta se tienen que dar asuntos de entidad y en este caso no se dan".

La madre, por su parte, considera que la dirección del centro mintió al juez y que si éste argumentaba no tener pruebas suficientes de delito no entiende como no llamó a declarar a las personas implicadas. "No preguntaron a mi hija, ni al tutor que estuvo presente en la reunión en la que la jefa de estudios me dijo que no podía hacer los exámenes y al inspector de educación que tuvo que desplazarse al colegio el día del castigo para asegurar que la niña hiciese el examen", dice la denunciante. Según Atencia, ante esta resolución no cabe recurso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios