Arenas aboga por un "andalucismo español"

  • El presidente del PP andaluz ha acudido hoy junto a Esperanza Aguirre a una comida con militantes y simpatizantes populares en el Hotel Barceló de Málaga

El presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas, ha apostado hoy por llevar a la política regional y nacional "el andalucismo español", algo que no cree contradictorio "en absoluto" y que se basa en la libertad, la humanidad y la memoria histórica "pero siempre dentro del proyecto de convivencia" español.

Para Arenas, este concepto significa mirar por los intereses de Andalucía y España basándose no sólo en una nación, en un himno o en una bandera, sino en este "proyecto de convivencia", según ha dicho en Málaga en un almuerzo con militantes del PP y representantes de empresarios y sindicatos, en el que estuvo presente también la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

"Ese andalucismo español tiene que ver mucho con la libertad de las Cortes de Cádiz, con el humanismo y con la memoria histórica", ha apuntado, pero "no con la de los enfrentamientos entre los españoles, sino con la de los últimos treinta años" que a España ha aportado "democracia, una Constitución y concordia".

Ha especificado que este modelo "tiene que ser muy comprometido con España porque hoy no tenemos todos los españoles los mismos derechos y deberes", por lo que además ha abogado por una ley de igualdad en este sentido.

Sobre la presencia del ex presidente de Endesa Manuel Pizarro en la candidatura del PP, ha indicado que se trata de "una buena noticia" porque ha sido "un brillantísimo gestor y tiene una trayectoria intachable" y que además reafirmará las posibilidades de victoria del PP en las elecciones.

Ha hecho referencia a la petición de agua desalada de Almería para el abastecimiento humano en Barcelona, de lo que ha dicho que cuentan con su apoyo, pero se ha quejado de que se pida agua desalada de esta zona "cuando se le niega la que sobra en otros sitios y se tira al mar".

El también presidente del comité electoral nacional del PP ha asegurado que si gana las elecciones no aceptará que "siendo el presidente de la comunidad más poblada sean más influyentes en España ni el presidente del País Vasco ni el de la Comunidad Catalana" y que su proyecto pasa por que la región sea la líder.

"A España desde Andalucía todo lo que le puede llegar es bueno, mientras que desde algunos sitios les está llegando insolidaridad, discoria, división, e incluso políticos que solo miran cuantas naciones hay y no miran por las infraestructuras", ha declarado.

Para el presidente popular, lo que más preocupa de la región "es su futuro" porque aunque Andalucía en los últimos 25 años "ha mejorado algo, que es normal, el problema es que hace 25 años éramos la última y ahora seguimos siendo la ultima".

Ha ironizado con que durante la pasada Navidad "han salido más anuncios de Chaves diciendo que estamos al máximo que de turrones y juguetes", pero se ha preguntado que si Andalucía está tan bien porqué sigue estando a la cola de España.

Asimismo, ha indicado que en su proyecto se incluye una reforma política por la que no será presidente más de ocho años si gana y que las elecciones autonómicas y nacionales irían por separado.

Además, ha explicado que en muchas ocasiones se imitará lo que ha hecho Esperanza Aguirre en Madrid y que se buscará un proyecto para el pleno empleo, ya que uno de cada cuatro españoles parados es andaluz.

Por otra parte, Arenas ha hecho referencia a que con un gobierno nacional del PP se buscaría derrotar al terrorismo y no negociar con él, defender la Constitución y la coherencia nacional, hacer reformas económicas, y recuperar el prestigio perdido en Europa y los consensos rotos por el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios