conflicto cultural La entrada al museo de las gemas será gratuita hasta el 31 de enero

Art Natura abre hoy sus puertas sin licencia ni permisos y apenas gemas

  • La concesionaria del museo acata así la resolución judicial que le impide suspender el ultimátum dado por el Ayuntamiento para que iniciara antes de mañana la actividad expositiva para cumplir el contrato

Comentarios 3

Sin apenas piedras preciosas, sin medidas de seguridad y sin permisos. En esas precarias condiciones abrirá hoy al público el que estaba llamado a convertirse en el emblema cultural de la ciudad y uno de los proyectos estrella abanderados por el propio alcalde, Francisco de la Torre, que ha terminado en un auténtico fiasco y un escándalo. El llamado museo de las gemas, ubicado en la antigua fábrica de Tabacalera, será inaugurado hoy in extremis justo el día en el que expira el plazo dado por el Ayuntamiento de Málaga el pasado mes de septiembre para su apertura y después de que el juzgado de lo contencioso-administrativo número 3 haya rechazado la petición de Royal Collections, promotora del proyecto Art Natura, de suspender la entrega formal de los edificios por "no estar debidamente terminados".

La decisión fue adoptada por el consejo rector de la adjudicataria el pasado jueves por la tarde, horas después de recibir el auto judicial que echaba por tierra su intención de no tener que iniciar la actividad expositiva hasta que el Consistorio malagueño garantizara las medidas de seguridad exigibles para "la guarda de tan grandes valores económicos y culturales". En una visita organizada ayer para los medios de comunicación, un día después de recoger las llaves del edificio en la Gerencia Municipal de Urbanismo, el presidente del consejo asesor de Art Natura, Fulgencio Alcaraz, quiso mostrar que las tres entradas al museo no tienen puertas de seguridad, tampoco hay rejas ni tornos, los seis accesos auxiliares que dan al exterior son puertas de aluminio con bombín ordinario y las paredes están construidas de pladur y no de hormigón como al parecer se había acordado para acoger la mayor exposición del mundo de piedras preciosas. Pero ni el de Ciencias de la Tierra ni el de Ciencias de la Vida podrán abrir porque el Ayuntamiento aún no ha entregado los edificios, cuya obra lleva meses parada.

Hasta las 14:00 de la tarde de ayer en el edificio sólo podían verse paredes vacías, vitrinas amontonadas sin colocar, y escaleras mecánicas y ascensores que no funcionaban. Y, por supuesto, ninguna gema. En apenas unas horas, antes de las 10:00 de la mañana cuando el museo abrirá sus puertas, Alcaraz aseguró que se colocaría todo lo que dé tiempo y "conforme se monte una vitrina, se llenará de piedras preciosas", aunque calculó que antes de cuatro o cinco días hábiles "no estará todo montado".

Ante esta situación, los promotores de Art Natura anunciaron que hasta el 31 de enero habrá jornadas de puertas abiertas y entrada gratuita con visitas guiadas para todo aquel que quiera visitar el área expositiva y donde, según el presidente del consejo asesor, los visitantes podrán "comprobar las deficiencias mientras recorren las salas, cómo los operarios montan las 150 vitrinas blindadas y se hacen las labores museográficas".

Pero a partir del 1 de febrero, visitar el museo de las gemas sí costará dinero y, al parecer, más de lo que se había decidido en un primer momento porque "tenemos que recuperar las pérdidas por culpa del retraso de la apertura del museo prevista y comprometida en el contrato firmado con el Ayuntamiento para 2008". Lo que ocurrirá hoy será una incógnita, incluso para Alcaraz, que señaló que "me espero cualquier cosa, desde un robo hasta que nos cierren el edificio por falta de licencia". Con la apertura al público hoy la concesionaria de Art Natura pretende únicamente evitar posibles acciones legales por parte del Ayuntamiento por desobediencia civil si no cumple el ultimátum de 120 días que le impuso en un acuerdo aprobado por la junta de gobierno local el pasado mes de septiembre para que iniciara la actividad y tras meses de conflicto entre ambas partes que ha llegado en varias ocasiones a la vía judicial.

Los que hoy en día parecen ser enemigos irreconciliables se reprochan mutuamente la situación en la que se encuentra el proyecto y del incumplimiento del contrato. Mientras que Art Natura defiende que las instalaciones tendrían que haber sido entregadas a finales de 2008, motivo por el que reclamó judicialmente la rescisión del contrato y el derecho de ser indemnizado por las pérdidas sufridas, el Ayuntamiento justifica la demora en los hasta 30 modificados planteados por la concesionaria durante la obra. Sobre el dinero que la concesionaria ha cobrado ya de parte de las arcas municipales (5,5 millones hasta la fecha en concepto de canon, es decir, 1,2 millones de euros anuales desde 2007), Alcaraz dijo que es "absolutamente falso y mentira que nos hayamos llevado el dinero de los malagueños porque es un gasto que primero hemos tenido que hacer nosotros y que estaba en el contrato". Además, señaló que hace 13 meses que el Ayuntamiento no paga las facturas y que le adeuda casi 1,5 millones de euros.

El representante de Royal Collections también criticó que en la obra de adecuación de Tabacalera no se han gastado 20 millones, sino más de 40 y señaló que han llegado a pasar al Ayuntamiento hasta 164 notas de gastos que no se tenían que hacer y que, según denunció, superan los 17 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios