"Art Natura sabrá para qué ha hecho este 'show"

  • El edil dice que habrá que esperar a la decisión del juez para reocupar los edificios

Todos los caminos de la antaño generosa relación de Art Natura y el Ayuntamiento de Málaga conducen a los tribunales, donde, todo apunta, acabará resolviéndose el conflicto entre las dos partes. Una realidad reconocida abiertamente por el propio Ayuntamiento. "No hay más alternativa que la judicial", aseguró ayer el concejal de Cultura, Damián Caneda, quien informó de que mañana la Junta de Gobierno Local dará luz verde al incumplimiento del contrato y al inicio de acciones judiciales.

Desde Madrid, el alcalde, Francisco de la Torre, fue contundente en sus afirmaciones tras conocer lo sucedido con la fallida apertura del museo. "Ellos sabrán (en referencia a Art Natura) para qué han querido organizar esa especie de conflicto, de show", sentenció.

Para Caneda, la no apertura es "la continuación de la poca seriedad" con la que viene actuando la promotora en los últimos meses. "El que se anunciase la apertura no afecta a las posiciones, porque no es real; ya habíamos aprobado que este asunto fuese por vía judicial si no cumplía la apertura y no hay apertura, por mucho espectáculo que haya montado". "El continente está desde hace cuatro meses, pero el contenido no existe", añadió, y apuntó que ni siquiera se ha solicitado la documentación necesaria. "No se ha abierto, por mucho paripé que quieran hacer; no había voluntad de abrir", añadió.

Preguntado sobre el futuro de las instalaciones, dijo que habrá que esperar a que haya una resolución judicial para ocuparlas y destinarlas a otros usos, determinación que confió no se demore en el tiempo.

Las reacciones de la oposición municipal no se hicieron esperar. El PSOE exigió responsabilidades políticas "claras y directas" al alcalde por el "gran fracaso", al tiempo que reclamó una auditoría, "porque los malagueños tienen derecho a conocer todos los gastos que se han derivado de eso" y reclamó que se rescinda el contrato para poner "freno a este dispendio".

"Es un desastre económico que conlleva una deuda muy elevada", dijo la portavoz socialista María Gámez. "Hoy somos el punto de mira nacional de un esperpento", apostilló. También la delegada del Gobierno andaluz en la provincia, Remedios Martel, calificó de "lamentable" que se traslade a la ciudadanía esta situación, "que nos miran con estupor".

La concejal de IU María Antonia Morillas calificó de "esperpéntico" lo sucedido y acusó a la empresa y al alcalde de ser responsables "a partes iguales". Por ello, exigió al regidor del PP responsabilidades políticas. "Aquí hay un responsable político muy claro y es Francisco de la Torre", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios