Asaja reclama la reducción del IRPF de los agricultores por la sequía

  • La falta de lluvias y los azotes del temporal de viento y granizo de noviembre han hecho estragos en el campo malagueño

La poca lluvia que el cielo envió al campo el año pasado ha pasado factura en los cultivos. La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) en Málaga ha pedido a la Administración una reducción de los módulos establecidos inicialmente para el IRPF de 2014 para que los productores malagueños puedan compensar los estragos causados por la sequía y los azotes del temporal de viento y granizo que afectó a muchos de ellos el pasado mes de noviembre.

La patronal agraria se acoge en los últimos datos aportados por el Centro Meteorológico de Málaga, y que corroboran que el año 2014 fue uno de los más secos de la historia de la provincia. Los cultivos y zonas que han resultado más dañados por estas adversidades climatológicas son el aguacate, en las comarcas malagueñas de Vélez-Málaga y centro sur de la comarca de Guadalhorce y municipios de la costa occidental como Casares, Manilva, Estepona, Marbella, Mijas. Este cultivo resultó espacialmente dañado por las rachas de vientos huracanados que hubo a finales de noviembre.

Paralelamente, el 27 de noviembre se produjo una importante granizada en los municipios de Vélez-Málaga, Benamargosa, Benamocarra, Iznate, Algarrobo y Torrox que afectó a los cultivos hortícolas existentes a esa fecha en el campo como la alcachofa, la lechuga, la patata, las habas y las fresas. Pero hay que tener en cuenta que gran parte de las 9.000 hectáreas de hortícolas que hay plantadas en la provincia de Málaga se concentra en la zona del Guadalhorce, una comarca supeditada a una estricto calendario de riegos al que se tienen que someter los agricultores resistiendo los envites de la sequía. Ante esta situación, la patronal agraria aseguró que el año pasado se tuvieron que solicitar diversos riegos de emergencia y la Consejería de Medio Ambiente "en ocasiones, conscientes de la necesidad, los ha concedido, pero a pesar de las concesiones, el agua ha resultado insuficiente".

Otros cultivos afectados fueron los cereales en toda la provincia de Málaga, el olivar debido a la escasez hídrica y los golpes de calor, las 16.000 hectáreas que hay de almendra, los cítricos de la comarca del Guadalhorce, la uva en Vélez-Málaga y los municipios de Mollina y Fuente Piedra.

En el caso de la ganadería extensiva, la escasez de pastos debido a la sequía ha provocado un incremento de los costes en la alimentación ganadera al tener que destinar más presupuesto a la compra de piensos que, según Asaja Málaga, no se puede repercutir como gastos minorando los beneficios de los ganaderos que tributan en módulos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios