Asegura no recordar que agrediese a su compañero

  • El acusado de sacar los ojos a otro paciente indica que ambos gritaron y luego "se volvió a dormir"

Su compañero de cuarto gritaba y, aunque él intentó quitarse las sujeciones, no lo consiguió. Esa fue la declaración del paciente acusado de sacar los ojos a otro con el que compartía habitación en el área de Salud Mental, asegurando que "no recuerda lo ocurrido". El juicio comenzó ayer en la Sección Novena de la Audiencia de Málaga y continuará el próximo 18 de febrero. Las dos acusaciones -Fiscalía y familia de la víctima-, solicitan que el acusado sea internado en un centro adecuado para su trastorno, además de cinco años de libertad vigilada.

Los hechos sucedieron en febrero de 2013. El procesado aseguró que no recuerda que agrediera a su compañero de habitación, sólo que gritaron y luego se volvió a dormir. Asimismo, explicó que tenía una enfermedad psicológica y creía que le "querían secuestrar", por lo que fue ingresado en el área de Salud Mental de dicho centro. El acusado indicó que estuvo tiempo gritando y que nadie vino "a vigilarlos". Su madre señaló que hasta que no ingresó en ese hospital no se le diagnosticó la esquizofrenia.

Por otra parte, tanto un auxiliar de enfermería como un enfermero, que atendían a la víctima y al acusado, señalaron que el procesado tenía prescrito que debía llevar un sistema de sujeción mecánica, aunque indicaron que llevaba los brazos y las piernas, pero no el torso. Asimismo, reconocieron que encontraron al procesado con los dos brazos y una pierna sueltos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios