Asentamiento de lujo junto al río

  • Hasta ocho establecimientos hoteleros de diferentes cadenas se levantarán en las márgenes del cauce del Guadalmedina

La ex alcaldesa de Málaga Celia Villalobos elevó a la categoría de emblemática la frase: "Guadalmedina. El río que nos une". El mensaje formaba parte de una campaña de propaganda iniciada por el PP en el año 2000 para impulsar la faraónica propuesta de cubrir el cauce. Pero tras casi diez años, el Guadalmedina sigue presentando la misma estampa que tenía cuando Villalobos expuso la idea y en lugar de ser un eje viario y ferroviario, se ha convertido en uno de los grandes focos de atracción hotelero.

No hay más que recorrer las márgenes del río para comprobar cómo en los últimos años en este espacio urbano, frontera con el centro histórico, han aflorado de manera continuada establecimientos de diversas cadenas, que buscan una localización estratégica próxima a los núcleos de actividad de la capital. Las firmas hacen como el ser humano en sus orígenes, acercarse a los cauces para establecerse.

Al asentamiento pionero de NH, que abrió sus puertas en 1999, le han seguido en la distancia el Kris Tribuna, situado justo a la entrada de la calle Carretería; el Málaga Centro, en el encuentro de la calle Mármoles con el río; el Astoria, a apenas veinte metros del Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga, y el Husa Guadalmedina, el último en entrar en servicio. A estas realidades se sumará en meses el del hotel que edifica Parquesol en un antiguo edificio de la calle Cisneros, que llevará por nombre Posada del Patio y que será el primer cinco estrellas de la capital, bajo la explotación de la cadena Vinci.

A éste podría agregársele una de las grandes referencias arquitectónicas de la ciudad, el inmueble diseñado por Rafael Moneo por encargo de Promociones Braser para levantar un hotel de cuatro o cinco estrellas también junto al cauce, en Hoyo de Esparteros. Esta última iniciativa se encuentra actualmente en proyecto, a la espera de que la Junta de Andalucía dé luz verde a su impulso definitivo. En total, la oferta hotelera implantada en el eje del Guadalmedina supera las 700 habitaciones.

"Es un sitio muy atractivo. Cuando llegamos en el año 1998 era una zona que estaba por desarrollar pero ya se veía que iba a ser una de las mejores de Málaga", explica Andrés Castillo, director del NH Málaga. "Estamos hablando de un sitio de fácil acceso desde todas las entradas de la ciudad, que se encuentra a apenas cinco minutos de la Catedral, en la misma zona comercial del centro, a pocos minutos de la estación de trenes... Es un sitio estratégico para visitas culturales", apostilla, al tiempo que subraya que el tiempo ha acabado dando la razón a NH.

A estos detalles se suma la posibilidad de que el eje del Guadalmedina sea objeto de una importante transformación. En esta línea, el decano del Colegio de Arquitectos de Málaga, Francisco Sanmartín, destaca el carácter "estructurante" del río. "Es una referencia urbana", añade. No obstante, aprovecha para recalcar la necesidad de adecuar la zona. "Sería conveniente que el Ayuntamiento se replantease algún tipo de actuación en tanto se decide o no su posible encauzamiento. Habría que abordar su embellecimiento, porque las actuaciones que se hicieron en 1992, vistas con el paso del tiempo, se han quedado obsoletas", precisó. A su juicio, uno de los elementos objeto de renovación son los puentes que conectan las dos márgenes, al entender que son "muy mejorables".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios