Avalancha de superyates

  • En lo que va de año, han atracado en el puerto ocho grandes barcos privados de recreo

El yate del rey de Arabia Saudí, el mayor que ha atracado en el puerto de Málaga hasta la fecha. El yate del rey de Arabia Saudí, el mayor que ha atracado en el puerto de Málaga hasta la fecha.

El yate del rey de Arabia Saudí, el mayor que ha atracado en el puerto de Málaga hasta la fecha. / j. c. cilveti

Con la llegada del verano, los grandes yates comienzan a visitar el puerto malagueño. Y aunque el tráfico de barcos de recreo privados es continuo durante todo el año, los más lujosos y afamados, los que superan los 50 metros de eslora y aparecen en las clasificaciones internacionales sobre longitud, lujo o diseño, empiezan a dejarse ver cuando se inicia la canícula.

Rodeados por el hermetismo que suscita la posibilidad de que sus ricos propietarios viajen a bordo, en lo que llevamos de año, ocho han sido los superyates que han escalado en las aguas malacitanas.

Adelantándose a las fechas habituales, en febrero atracó en el pantalán de Levante el I Dinasty, un barco de 100 metros propiedad del magnate ruso Alijan Ibragimov. Tras aquella visita, en mayo, el Aviva, perteneciente al empresario británico Joe Lewis dejó ver su diseño futurista atracado en el muelle dos; una imagen que completó a finales de ese mes el Lady M, propiedad del millonario ruso Alexei Mordashov. Ya en junio, iniciando lo que este año se podría considerar como una avalancha de megayates, el Turama, un antiguo buque de crucero reconvertido, se pudo ver amarrado junto al Palmeral de las Sorpresas. Concluida la escala de este superyate de 117 metros adscrito a la familia real de Arabia Saudí, el Radiant, propiedad del magnate emiratí Abdulla Al Futtaim visitó el puerto en una estancia de algo más de dos semanas.

Tras la breve visita a finales de junio del Grand Rusalina, un barco adquirido por el multimillonario ruso Alexei Mordashov que se sale de los habituales cánones de diseño de los grandes yates, el 6 de julio atracó en el pantalán de Levante el Prince Abdulaziz. Considerado el octavo barco de recreo privado más grande y lujoso del mundo, este buque de 147 metros propiedad del rey de Arabia Saudi, visitaba por tercera vez Málaga desde su construcción en 1984.

Cumplimentada esta escala regia, hace unos días, el megayate Luna, el tercero en longitud que ha visitado el puerto en lo que llevamos de año, realizaba un corto atraque para repostar y dejar ver sus 115 metros de diseño.

Una verdadera avalancha de superyates que con toda seguridad seguirán visitando las aguas malagueñas en los próximos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios