Ayuntamiento y Baensa recomponen la negociación para la compra del Astoria

  • Urbanismo acepta la valoración de la finca y la compensación por la misma saldrá en unos 25 millones

El tortuoso camino en el que parece haberse convertido la operación de compra de los antiguos cines Astoria y Victoria empieza a allanarse. El último episodio del largo serial de reuniones mantenidas entre el Ayuntamiento y la aún propietaria de la manzana, el Grupo Baensa, concluyó con resultados positivos, lo que, en caso de concretarse, podría permitir un acuerdo final en un par de semanas. Un calendario, que a tenor de los precedentes, está sustentado en las previsiones de las partes y no se concretará, en ningún caso, hasta que la firma del alcalde rubrique la adquisición de los inmuebles.

El pasado viernes representantes de la firma privada y de la Gerencia de Urbanismo volvieron, por enésima vez en los últimos meses, a verse las caras. Y, pese a lo que algunos preveían, culminó con un principio de acuerdo que abre nuevas esperanzas para el objetivo del equipo de gobierno de hacerse con la finca sin necesidad de acudir a la vía de la expropiación.

Fuentes consultadas por este periódico indicaron que en el reciente encuentro, que tuvo lugar justo el día después de que el Pleno debatiese sobre el estado de la cuestión, Urbanismo flexibilizó sus últimas posiciones en relación a las valoraciones económicas de la finca y, por ende, a la compensación que se habrá de ofrecer a Baensa.

Como informó este periódico, el departamento municipal no aceptaba las valoraciones ofrecidas por la promotora, con lo que rebajaba sustancialmente el suelo a aportar a modo de pago. Hasta el viernes, día en que los negociadores municipales acabaron por aceptar como válidas las reclamaciones de la empresa. Unas demandas que, en dinero contante y sonante, se traduce en unos 19,5 millones de euros, cifra a la que sumar otros 5 millones en concepto de gastos.

El pago por parte del Consistorio se materializará, de un lado, en 10 millones de euros en metálico, cuantía que se obtiene tras varias modificaciones presupuestarias. A ello hay que sumar la entrega de cuatro parcelas de vivienda de protección oficial (VPO) en Parque del Norte y Morillas, que Baensa podría vender de manera casi inmediata; un buen número de parcelas en Hacienda Paredes, y algunos suelos en Colinas del Limonar.

De mantenerse esta línea de acción, lo que no es del todo seguro dados los constantes giros ocurridos en los últimos tiempos, el acuerdo por el que el Ayuntamiento pasaría a ser propietario de los antiguos cines Astoria y Victoria, podría culminarse antes incluso de la Feria de agosto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios