El Ayuntamiento lleva a la Junta al TSJA por la falta de limpieza de los arroyos

  • El Consistorio malagueño empezó ayer tareas urgentes de acondicionamiento de cauces ante el riesgo de inundaciones

La batalla entre el Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía por quién debe asumir la limpieza de los arroyos de la ciudad ha terminado finalmente en los tribunales. El Consistorio presentó un recurso a la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) el pasado 8 de octubre después de varias semanas en las que ambas administraciones se responsabilizaron de la competencia.

Pero, según informó el Ayuntamiento, "ante la inactividad de la Junta y la ausencia de respuesta a los reiterados escritos municipales e incluso al recurso presentado", ayer se iniciaron trabajos urgentes de limpieza de vegetación de aquellos arroyos de la capital con especial riesgo de obstrucción ante posibles lluvias intensas.

Esta actuación de urgencia se produce dos meses después de que comenzara el periodo de riesgo de inundaciones y se centrará en los arroyos de la Caleta, Jaboneros, Gálica, Colmenarejo, Aceiteros y Teatinos, donde este periódico ya alertó en septiembre que se encontraban en un estado de abandono.

La concejal de Servicios Operativos en el Ayuntamiento de la capital, Teresa Porras, aseguró ayer que "mientras se decide o no algo en los tribunales, tenemos que hacer algo". Estos trabajos los está llevando a cabo la empresa Franisa, por un importe de 60.000 euros, contratación que la edil justificó en que "si un juez determina que no es nuestra competencia tendremos una factura que presentarle a la Junta".

Para hacer estas tareas, entre las que se incluyen el movimiento de tierra en los cauces y la eliminación de vegetación de ribera, el Ayuntamiento envió el pasado jueves una carta a la Delegación provincial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente advirtiéndole que si en el plazo de dos días no obtenía respuesta iniciaría la limpieza de los arroyos en los que se ha detectado mayor peligro de desbordamiento en caso de lluvias. Según Porras, hasta la fecha no han tenido respuesta.

Además de la empresa contratada para el desbroce y desatoro de los cauces, el Consistorio cuenta con cuadrillas de trabajadores acogidos al decreto ley de medidas extraordinarias y urgentes para la lucha contra la exclusión social puesto en marcha por la Junta de Andalucía. Ayer esos trabajos se centraron en la retirada de basura del río Guadalmedina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios