Municipal

El Ayuntamiento abandonará su plan de ajuste a final de 2018, dos años antes de lo previsto

  • La previsión es que la deuda municipal se sitúe a final del ejercicio en 440 millones, frente a los 755 del pico histórico de 2011

Francisco de la Torre y Carlos Conde, esta mañana Francisco de la Torre y Carlos Conde, esta mañana

Francisco de la Torre y Carlos Conde, esta mañana

El Ayuntamiento de Málaga abandonará a finales del presente ejercicio el plan de ajuste que puso en marcha en 2012 para normalizar su situación económica, tras superar ampliamiente el nivel máximo permitido de endeudamiento. Así lo acaba de anunciar el alcalde, Francisco de la Torre, en una comparecencia en la que ha subrayado el esfuerzo realizado en materia de contención económica y rebaja de la deuda. De acuerdo con los datos aportados, a 31 de diciembre próximo la cuantía adeudada a las entidades financieras se situará en unos 440 millones de euros, muy lejos de los 755 millones que marcaron el pico histórico de deuda municipal en 2011.

Tomando como referencia este nuevo escenario, De la Torre ha apuntado que el porcentaje de esta deuda será del 74,9%. “Somos la segunda gran ciudad de España con menor deuda”, ha apuntado el regidor, quien ha enfatizado que esta reducción se ha realizado con una política fiscal moderada y manteniendo el pago a proveedores. “Hemos hecho posible una especie de cuadratura del círculo”, ha afirmado, al tiempo que ha insistido en que la imagen del Consistorio ante las empresas es de “seriedad, sólida”.

De la Torre ha expuesto que con la evolución actual será posible liquidar este plan de ajuste al finalizar el año, “dos años antes de lo que estaba previsto”. Desde el punto de vista funcional ello abrirá la puerta al Ayuntamiento a acudir nuevamente a los bancos para solicitar nuevos préstamos. Aunque esta vía de acción, que sirvió en los tiempos de bonanza económica para disparar las inversiones en la ciudad, queda igualmente acotada por el techo de gasto que ha de respetarse.

Es decir, tal y como ha explicado el alcalde, para que poder disponer de partidas de cierto peso para inversiones tendrían que justificarse mediante un aumento de los impuestos (algo que descarta) o la disposición de otros fondos. Preguntado sobre si el tiempo de las grandes inversiones municipales ha finalizado, De la Torre ha apuntado como vías de financiación necesaria de estas obras a los fondos europeos o la disposición de nuevos ingresos procedentes de los convenios urbanísticos aún pendientes de cobro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios