El Ayuntamiento acometerá un plan de acción para reducir los niveles de ruido

  • El mapa de ruido de la ciudad ha recibido seis alegaciones antes de su aprobación definitiva

El Ayuntamiento de Málaga prepara un plan de acción que incluirá medidas correctoras encaminadas a reducir los altos niveles de ruido que soportan algunas de las zonas más transitadas y concurridas de la ciudad como el centro histórico, Cruz de Humilladero y Campanillas.

La colocación de pantallas acústicas, el cambio del tipo de asfalto en algunas vías, el aislamiento acústico de los locales nocturnos y la regulación de los tiempos de encendido y apagado de los semáforos son algunas de las medidas que los técnicos del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento están estudiando incluir en este paquete de medidas que deberá ponerse en marcha una vez que sea probado el mapa de ruido de la ciudad.

Su aplicación se centrará en las zonas que presentan los mayores problemas de contaminación acústica, según este estudio presentado el pasado mes de octubre, y que coinciden con las inmediaciones de las rondas de circunvalación y las principales vías de la capital como el túnel de Carlos Haya, la Avenida de Andalucía, el Paseo de los Curas, el Paseo del Parque, el Camino de San Rafael, la Avenida Juan XXIII y el Paseo Marítimo de Poniente.

Ésta es la siguiente fase que el Consistorio malagueño tendrá que acometer para reducir los niveles de ruido después de que se haya terminado el mapa de ruido, que todas las ciudades europeas de más de 250.000 habitantes deben tener. El documento ha pasado ya por el periodo de exposición pública, cuyo plazo acabó el pasado 11 de enero, y ha recibido seis alegaciones por parte de asociaciones de vecinos y particulares. Según explicaron los técnicos de Medio Ambiente, la mayoría son propuestas para incluir otras zonas de la ciudad entre las más ruidosas. La Junta de Andalucía tendrá que darle el visto bueno antes de que sea aprobado definitivamente por el Pleno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios