El Ayuntamiento acude a la U-tad para mantener vivo el polo digital

  • Los responsables municipales contactan con la universidad privada para que presenten una propuesta de intervención

El camino del Ayuntamiento de Málaga y la universidad privada U-tad puede volver a cruzarse. Y, de nuevo, con el polo digital proyectado por el equipo de gobierno del PP en Tabacalera como elemento de atracción. Los responsables del Ejecutivo local acaban de contactar con esta empresa privada en un último intento por salvar la iniciativa digital después de que el socio del PP en la Casona del Parque, Ciudadanos, haya condicionado su apoyo a esta intervención a menos que haya una empresa privada vinculada a la misma.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento y concejal de Nuevas Tecnologías, Mario Cortés, confirmó ayer a este periódico que se ha abierto una nueva vía de contacto con la U-tad. "Nos hemos puesto en contacto con ellos para ver si siguen interesados en el proyecto", explicó, al tiempo que añadió: "Les hemos pedido que analicen la iniciativa y que nos hagan una propuesta técnica y económica".

El acercamiento se formula más de un año después de las negociaciones abiertas entre ambos organismos y que finalmente no se concretaron en el impulso de un proyecto conjunto. De hecho, U-tad ni siquiera se presentó al concurso público abierto por el Ayuntamiento para implantar el citado centro digital. A pesar de esta primera respuesta adversa, Cortés confió en que las nuevas condiciones de la propuesta faciliten la aproximación.

"Estamos a la espera; nos dicen que van a analizarlo", comentó el portavoz popular. A su juicio, respecto a lo ocurrido un año atrás, en el que el que la licitación pública quedó desierta, hay un cambio sustancial, dado que es una empresa privada la que va a hacer una propuesta, "de manera que lo que se sacará a concurso será siempre conforme a lo que plantean los privados". "La idea es que nos digan qué es lo que harían en el espacio disponible y cuánto estarían dispuestos a pagar", insistió. Frente al modelo rechazado por Ciudadanos, que dejaba en manos del Ayuntamiento tanto la inversión para adecuar las instalaciones como la explotación del mismo, la posible integración de un privado permitiría al Consistorio recuperar la aportación económica que se materialice, ascendente a unos 2,7 millones, mediante el canon al que tendría que hacer frente la empresa. "Ahora no le decimos qué tienen que montar, sino que les informamos que hay una parte que cuenta con fondos Feder, que no se puede rentabilizar económicamente, y que propongan un proyecto; pueden presentar desde un espacio de incubación, otro de innovación...", agregó Cortés. El principal escollo con el que se puede encontrar el Ayuntamiento es con la reticencia de una empresa que en el último año y medio ha estado vinculada a sendas iniciativas tecnológicas en la capital, sin que ninguna de las dos haya fraguado. Al polo digital de Tabacalera hay que agregar los contactos que mantuvo la Junta de Andalucía con esta empresa para que se instalase en un edificio vinculado al Parque Tecnológico de Andalucía (PTA).

En el caso de Tabacalera, el proyecto municipal dispondrá de una superficie de 5.880 metros cuadrados, de los que 2.500 se reservaban inicialmente para el Centro de Formación y otros 3.380 para el hub de empresas de la industria de los contenidos digitales. Uno de los efectos evidentes del retraso municipal en llevar a buen puerto esta iniciativa es la pérdida de parte de la subvención de 9,2 millones de euros de fondos europeos Feder con los que se contaba para acometerlo. De esa cifra, aproximadamente la mitad se tenía que devolver, puesto que estaba condicionada a su ejecución antes del 31 de diciembre de 2015.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios