El Ayuntamiento autorizará el martes la apertura al tráfico de la calle Mendívil

  • Los vecinos del entorno del mercado del Carmen podrán salir a través de esta vía hacia la Explanada de la Estación

El Ayuntamiento de Málaga informó ayer de que el próximo martes está previsto que se conceda la autorización a Metro Málaga para la apertura al tráfico de la calle Mendívil, que no se ha podido realizar hasta ahora por la demora que acumulan las obras en este entorno. Esto tendrá lugar siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan y si se cumplen las condiciones y requerimientos efectuados respecto a señalización, instalación de semáforos, entre otros. La Policía Local, en coordinación con el Área de Movilidad y Metro Málaga, dispondrá un dispositivo para el desarrollo normalizado del restablecimiento de la circulación en la zona.

Asimismo, se va a poner en funcionamiento el cruce semafórico de la avenida de las Américas, Explanada de la Estación y Mendívil, así como nuevos pasos semaforizados en estos dos últimos puntos, lo que supondrá una mejora en la movilidad y accesibilidad de la zona, según explicó el edil de Movilidad, Raúl López, en un comunicado. Esta medida permite a los vecinos del entorno del mercado del Carmen salir a través de Mendívil hacia la Explanada de la Estación. Además se tiene previsto permitir el acceso de vehículos hasta la calle Eslava, a través de un tramo de obra de Callejones del Perchel que ha sido acondicionado para ello y que optimizará la movilidad en el barrio.

López lamentó la situación que han tenido que padecer residentes y usuarios de estas vías, en relación con los retrasos en las obras de urbanización del tramo afectado por la calle Mendívil, Explanada de la Estación y adyacentes, como son Eslava, callejones del Perchel y paseo de los Tilos.

Estos retrasos han sido, según el Ayuntamiento, de unos 16 meses en el tramo correspondiente a Juan XXIII-Renfe, teniendo en cuenta que la autorización se dio en julio de 2009 y las obras comenzaron en agosto de ese año -con un duración estimada de 14 meses-, estando prevista su finalización en octubre de 2010. El tramo de Renfe-Gualmedina, por su parte, ha acumulado seis meses de demora, pues el Ayuntamiento dio la autorización en noviembre de 2009 y los trabajo comenzaron a finales de enero de 2010 -con una duración prevista de 19 meses-. Su terminación estaba fijada a finales de agosto del año pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios