El Ayuntamiento beneficia a 628 familias con un bono para la compra de alimentos

  • La cifra de seleccionados crece respecto a la convocatoria del año pasado, cuando fueron 452

  • Hay un total de 677 excluidos

Imagen de uno de los economatos de Málaga capital. Imagen de uno de los economatos de Málaga capital.

Imagen de uno de los economatos de Málaga capital.

El Ayuntamiento de Málaga da un paso más en el reparto de los 300.000 euros presupuestarios para ayudar a las familias con más necesarias a la compra de alimentos. En este procedimiento, acaba de publicar en su tablón de edictos la resolución provisional de beneficiarios de unas aportaciones económicas que, según la documentación, oscila entre un mínimo de 260 euros y un máximo de 780 euros. Conforme a esta información, el listado total de seleccionados incluye a un total de 628 personas, mientras que se enumeran otros 674 peticionarios excluidos por incumplir algunos de los preceptos marcados en las bases de la convocatoria y tres que formularon sus peticiones fuera del plazo. Esta convocatoria, que se viene extendiendo desde 2015, fue aprobada por el Consistorio el pasado 3 de abril. El objetivo de esta actuación no es otra que la de colaborar con las familias con una media de ingresos bajos o insuficientes y que, tras haber acometido los gastos fijos de vivienda y suministros energéticos, no pueden afrontar la compra de alimentos y artículos de higiene y limpieza.

Los datos ponen de relieve un incremento sustancial en el número de peticiones, con más de 1.300, frente a las 932 del pasado ejercicio. Desde el área de Derechos Sociales precisaron que la intención es que la resolución final se produzca en unos días, una vez se concrete la existencia o no de familias que renuncien a estas ayudas. Asimismo, en lo tocante a los excluidos, apuntaron que la mayoría lo han sido por superar el nivel de ingresos requeridos o por ser ya beneficiarios de otras ayudas.

Este año se mantiene la decisión de que el dinero que recibirán los seleccionados pueda ser gastado en la compra de alimentos en supermercados para, posteriormente, ser consumidos en sus casas. Cabe recordar que esta opción se incluyó el año pasado ante la petición de los propios implicados, que discrepaban de la opción inicial de recibir cheques para el consumo de comidas en restaurantes.

Estas ayudas se concederán a cada uno de los beneficiarios, atendiendo a los criterios establecidos en la convocatoria y que vienen determinados por el nivel de ingresos como por el número de integrantes de las estructuras familiares. Así, se establece una prestación de 100 euros mensuales por persona, con una cuantía máxima de 600 euros por familias. Las que pueden acceder a estas ayudas deben tener unos ingresos comprendidos entre el salario mínimo interprofesional -707,60 euros brutos al mes- y los determinados por el número de integrantes de la unidad familiar: desde los 1.344,44 euros brutos al mes para un adulto con un hijo, hasta los 1.698,24 euros brutos al mes para una pareja con tres o más hijos. Todos sus miembros tienen que estar empadronados en la ciudad, acreditar la titularidad de una vivienda que sea su lugar de residencia y no deben poseer más propiedades que el inmueble en el que habitan, entre otros requisitos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios