El Ayuntamiento cobrará a los bancos 600 euros por cada cajero

  • La tasa aplicada este año afecta a los dispositivos situados en la vía pública · Las entidades tienen hasta el 31 de marzo para comunicar a Gestrisam su ubicación

Comentarios 1

El camino anunciado por el Ayuntamiento de Málaga de cobrar a las entidades financieras y otras empresas con cajeros en la vía pública empieza a andarse. Desde hace unas semanas, el equipo de gobierno del PP ha abierto el plazo para que todas las firmas afectadas por esta medida comuniquen su situación a Gestrisam, ente que se encargará de tramitar el cobro de un canon que ascenderá a 600 euros anuales. Así consta en la información oficial de la que dispone este organismo municipal en su página web, en la que se fija el próximo 31 de marzo como plazo para que las empresas afectadas "se autoincluyan" en el censo que se está elaborando al respecto. La acción, novedosa en el caso de la capital de la Costa del Sol pero contemplada en otros muchos municipios del país, tiene más de carácter simbólico que recaudador, puesto que las estimaciones presupuestadas por el Ayuntamiento con este concepto apenas se elevan a 190.000 euros.

Bien es cierto que este montante supera con creces las primeras estimaciones realizadas por el equipo de gobierno del PP. Cabe recordar que la primera cifra aportada por el gobierno local apenas representaba unas aportaciones de 60.000 euros al año a través de este canon, con una cuota media de 250 euros. Datos ahora rectificados por el propio Consistorio. Este concepto forma parte, en el capítulo de ingresos, de uno más global bajo el epígrafe 'Utilización privativa o aprovechamiento especial por empresas explotadoras de servicios de suministros' y con el que se espera obtener algo más 5,6 millones de euros a lo largo de este ejercicio.

Según Gestrisam, esta tasa es de aplicación a "los sujetos pasivos que a 31 de diciembre de 2011 dispongan de aprovechamientos sometidos a las prescripciones de la ordenanza reguladora" y que antes del próximo 31 de marzo deberán presentar una relación con la ubicación de cada cajero.

Esta opción, ahora explotada por el Consistorio, está vigente desde 2009, tras producirse varios fallos judiciales autorizando a los ayuntamientos a imponer un canon de estas características, aplicable igualmente a otro tipo de instalaciones no vinculadas con los bancos, caso de máquinas suministradoras de bebidas, entradas o películas, por ejemplo. A nivel nacional, las cifras estimadas años atrás elevaban el número de cajeros por encima de los 60.000, de los cuales al menos la mitad se situaba en la vía pública. De acuerdo con los análisis realizados, el cobro de una tasa podría haber supuesto la recaudación de entre 10,5 16 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios