El Ayuntamiento busca colaboración para financiar el traslado de la EMT

  • Las cocheras se ubicarán en Los Prados y pueden costar del orden de 30 millones

El Ayuntamiento de Málaga empieza a dar los primeros pasos para trasladar las actuales cocheras de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT), parte de las cuales están afectadas por el proyecto del bulevar sobre e soterramiento de las vías del tren. Si bien el cambio de ubicación no es previsible a corto plazo, los responsables de la sociedad municipal ya disponen de una parcela en la zona de Los Prados, situada a algo menos de dos kilómetros del actual emplazamiento del Camino de San Rafael, para levantar las nuevas instalaciones.

La intervención, según admitió el concejal de Movilidad y Accesibilidad, Raúl López, es de envergadura, por cuanto supondrá duplicar las dimensiones de las que en este momento dispone la empresas de autobuses urbanos y obligará a un desembolso económico que podría rondar los 30 millones de euros.

En este sentido, el edil popular precisó que la pastilla reservada en el marco del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) tiene una extensión de 65.000 metros cuadrados, frente a los alrededor de 32.000 actuales. Ello posibilitará, según los primeros estudios realizados por los propios técnicos de la EMT, disponer de espacio suficiente para 340 dársenas de autobuses, de las que la gran mayoría, 251, estarán destinadas a vehículos de doce metros de longitud, mientras que las 89 restantes lo estarán para coches de hasta 18 metros.

El aumento del espacio es uno de los elementos que valoran de forma especial los responsables de la empresa pública. El gerente de la EMT, Miguel Ruiz, es claro al destacar las limitaciones de las cocheras actuales. "Estamos muy estrechos en este momento; el cambio es necesario porque permite modernizar las instalaciones".

Y precisamente en pos de lograr una renovación sustancial respecto a las actuales condiciones, el proyecto contempla la implantación en las nuevas dependencias de una planta de gas con la que surtir a los vehículos de transporte colectivo que actualmente tiene la EMT y que, todo parece indicar, aumentarán en los próximos años. A ello se suma la posibilidad de aprovechar esta intervención para unificar en las futuras dependencias de Los Prados todos los centros de control que hay en diversos puntos de la ciudad, incluyendo en el mismo lo relativo al tráfico (actualmente en el edificio de usos múltiples de El Bulto), control semafórico, Policía Local.

El gran escollo con el que se topa esta iniciativa es el económico, detalle que impide el poder impulsarla de forma inmediata. Los cálculos puestos sobre la mesa por el concejal de Movilidad sitúa en entre 25 y 30 millones de euros el coste total de la obra, si bien señaló la posibilidad de acometerla por fases en función de las necesidades reales. López explicó a Málaga hoy que dado el actual contexto económico se están manteniendo contactos con diversas firmas privadas interesadas en colaborar en la financiación de este proyecto.

Un ejemplo de posible cooperación reside en la idea de que una de las actuales suministradoras de gas o electricidad vinculadas a la movilidad, caso de Endesa, Gas Natural u otras, puedan asumir la explotación de instalaciones dentro de las nuevas cocheras a cambio de aportar parte del dinero necesario para la actuación. "El objetivo es que el coste para el Ayuntamiento sea el menos posible", añadió el edil.

El responsable municipal, en cualquier caso, insistió en que la salida de las cocheras de San Rafael, en la que la EMT permanece desde 1987, después del cierre de las instalaciones originales de la empresa en El Palo (donde desde hace años se proyecta un centro deportivo de la ACB), "no nos urge". ¿El motivo? La obra de la nueva avenida del ferrocarril, cuya primera piedra se puso el pasado 28 de diciembre, no obliga aún a desalojar la parcela de la EMT y, todo indica, no lo hará hasta dentro de unos años, por cuanto a la par el Ayuntamiento habrá de conseguir el desmantelamiento de parte del polígono industrial de San Rafael. Y en cualquier caso, precisó López, la incidencia del que es en este momento el gran proyecto estrella del alcalde, Francisco de la Torre, incide sobre una parte de las cocheras, detalle que permite actuar de una manera más desahogada y por fases en el futuro cambio de ubicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios