El Ayuntamiento decreta el cierre del supermercado que vendía alimentos caducados

  • Los técnicos han detectado infracciones graves con riesgo para la salud · La sanción puede alcanzar los 15.000 euros

Infracción grave por riesgo para la salud de los usuarios. Este es el motivo que ha llevado al Ayuntamiento de Málaga a decretar el cierre del supermercado de la calle Mármoles que vendía productos caducados hasta de 2005. La decisión fue adoptada por el Servicio de Sanidad el martes y se ejecutó el miércoles, una semana después de la primera inspección.

Según informaron fuentes municipales, el citado departamento determinará el importe de la multa que se le va a imponer a la sociedad titular del negocio, aunque se estima que ésta puede oscilar entre los 3.000 y los 15.000 euros.

Los técnicos municipales han emitido el decreto de cierre después de tener acceso al listado de todos los productos incautados por la Policía e inspeccionar el comercio, donde detectaron una serie de anomalías. Los funcionarios municipales constataron que el almacén era un pequeño cuarto con humedades y agua en el suelo, que no había sistema antinsectos, que algunos dispositivos de frío carecían de termómetro y que había alimentos con etiquetado incorrecto, como productos en otro idioma y otros con etiquetas superpuestas.

Las citadas fuentes manifestaron que el incumplimiento del mandato de cierre podría dar lugar a que se actuase penalmente por desobediencia a la autoridad, sin perjuicio de la adopción de otras medidas recogidas en el Derecho. La Policía intervino en este negocio la semana pasada más de 2.000 alimentos caducados y detuvo a una pareja rusa que lo regentaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios