El Ayuntamiento disuelve las dos sociedades "más perjudiciales" de la era GIL

  • El equipo de gobierno anuncia la desaparición de Gerencia de Compras y Gerencia de Obras

Las sociedades municipales más significativas de la era GIL pasarán definitivamente a mejor vida. El gobierno de Ángeles Muñoz (PP) anunció ayer que disolverá tanto Gerencia de Obras como Gerencia de Compras, dos organismos creados por las corporaciones gilistas para, presuntamente, contratar sin ningún tipo de control a centenares de personas y desviar ilícitamente fondos públicos.

El coordinador general de Hacienda y Personal, Carlos Rubio, explicó que esta medida ha sido propuesta por la empresa que ultima la catalogación de puestos de trabajo del Consistorio. Aunque el borrador del documento tendrá que ser aprobado en Pleno, posiblemente el del próximo marzo, Rubio defendió la medida porque eliminará "la maraña de sociedades" que "más han perjudicado" a la Administración local.

El responsable popular comentó que la mayoría de los más de 800 empleados contratados por Gerencia de Obras serán asumidos por la nueva empresa municipal de Servicios, que estará "muy bien delimitada y contará con recursos propios independientes del Ayuntamiento". En ningún caso se producirán despidos, ya que la idea de la catalogación es dotar a Marbella de un nuevo organigrama que ofrezca "mejores servicios públicos" al ciudadano.

Una vez que los cambios sean aprobados, el gobierno popular encargará a una segunda empresa la valoración de los puestos de trabajo, es decir, se va a saber qué función tiene cada uno de los 3.500 empleados y cuánto perciben. La cuestión no es baladí. Una parte importante de la plantilla recibe pluses y extras que no tienen justificación legal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios