El Ayuntamiento propone implantar separadores de carril bus para potenciar el transporte público

  • La red de carriles bus en la ciudad de Málaga ha pasado de más de dos kilómetros disponibles en el año 2002 a casi 11 kilómetros en funcionamiento en estos momentos, lo que significa que se ha multiplicado por cinco la longitud de los mismos

Comentarios 3

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Málaga, Juan Ramón Casero, presentará a la próxima comisión de pleno del área una moción para la implantación de medidas de defensa del transporte público en la ciudad. En la propuesta se plantea la ejecución de la separación física de los carriles bus de Málaga, con el objeto de reforzar su uso exclusivo o compartido con los vehículos autorizados.

Según Casero, la red de carriles bus en la ciudad de Málaga ha pasado de más de dos kilómetros disponibles en el año 2002 a casi 11 kilómetros en funcionamiento en estos momentos, lo que significa que se ha multiplicado por cinco la longitud de los mismos.

"Además, se prevé incrementarlos hasta los 28 kilómetros, según se ha recogido en el nuevo Plan de Ordenación Urbana de Málaga, donde se especifica con gran detalle la previsión de crecimiento para consolidar la red carriles bus en la trama urbana de la ciudad", añadió a través de un comunicado.

"Aunque el funcionamiento de los carriles bus en la actualidad es en gran parte respetado por los vehículos privados", señaló Casero, la separación física de los mismos protege la red contra los estacionamientos ilegales de coches en el carril, evitando maniobras innecesarias de los conductores de autobús, que pueden resultar peligrosas en determinadas circunstancias.

Asimismo, garantiza el cumplimiento de las frecuencias de paso de los autobuses, reforzando la imagen del transporte público ante los ciudadanos y reserva un espacio físico para el transporte público, concediendo una ventaja competitiva al transporte colectivo frente al tráfico privado.

Junto a estas medidas, se prevé el uso de nuevas tecnologías como las cámaras fijas de lectura de matriculas de vehículos infractores, el uso de vehículos móviles de vigilancia de los carriles bus, o la implantación de medidas BUS-VAO (vehículos de alta ocupación) en estos mismos carriles.

En una primera fase, se instalarán separadores físicos del carril bus en aquellos tramos que sean susceptibles su incorporación y posteriormente, y de forma progresiva, se irán instalando en distintos lugares de la ciudad.

El concejal destacó que "el Ayuntamiento de Málaga viene realizando una decidida apuesta por el transporte público en los últimos años, mediante una serie de medidas de fomento de los medios colectivos de transporte frente al vehículo privado. En cualquier sociedad que crece y avanza, el desarrollo del parque automovilístico es una consecuencia inevitable que lleva aparejada la degradación de los espacios urbanos y que afecta de forma directa a la calidad de vida de los ciudadanos".

Asimismo, añadió que "hoy día ya nadie duda de que una de las mejores medidas para frenar el cambio climático, entre otras, es el uso del transporte público y, especialmente, en los cascos urbanos consolidados, ya que los efectos que producen los automóviles afectan directamente a este preocupante fenómeno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios