El Ayuntamiento instalará en Félix Sáenz una compactadora de basura

  • Es la opción que han encontrado los técnicos para sustituir los cinco contenedores soterrados previstos y que provocaron las quejas de vecinos y comerciantes

Comentarios 2

Los vecinos y comerciantes del entorno de la céntrica Plaza de Félix Sáenz de la capital se han salido con la suya y han logrado que el Ayuntamiento dé marcha atrás en su intención de instalar cinco contenedores soterrados para el depósito de los distintos tipos de residuos. Será al final una compactadora de basura la que sustituya a la isleta ecológica que había prevista dentro del plan municipal de cubos subterráneos que se está llevando a cabo en el centro histórico.

Es la única alternativa que han encontrado viable en la zona los técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Medio Ambiente, Promálaga y la empresa adjudicataria Sufi ante la protesta vecinal por la ubicación inicial.

Las opciones que plantearon los vecinos y comerciantes de trasladar los contenedores a las calles aledañas de la plaza han resultado ser técnicamente imposibles de ejecutar bien porque quedaba muy poco espacio para el tránsito de vehículos y peatones o bien por la imposibilidad de los camiones de Limasa de poder acceder a retirar la basura.

Al final, el concejal del distrito Centro, Diego Maldonado, explicó a este periódico que se ha optado por la alternativa con "menor impacto visual" ya que tendrá una sola boca con dos entradas, una para residuos sólidos urbanos y otra para papel y cartón, que "estará integrada perfectamente en el mobiliario urbano de la plaza".

La compactadora será hidráulica y el mecanismo de compactación de los residuos que se depositen en ella se activará cada media hora aproximadamente de forma automática "sin que ocasione ningún tipo de molestias para los vecinos de la zona", aseguró el edil.

Tendrá el doble de capacidad de almacenamiento que los cinco contenedores soterrados previstos inicialmente. Y es que una vez que se compacten los residuos podrá almacenar, según Maldonado, unos 50 metros cúbicos frente a los 25 que ofrecía la otra opción.

Eso obligará a ampliar el cajón que ya se había abierto en el centro de la plaza, aunque se tratará de alinear hacia las fachadas de los edificios para reducir su impacto y se cubrirá con el mismo pavimento de la zona.

Aún no se ha determinado cuánto costará este sistema, pero el concejal del distrito apuntó a que será más caro que los contenedores que había previsto instalar. Como ventaja apuntó que con el nuevo sistema se reducirán los costes de mantenimiento puesto que la mayor capacidad de la compactadora permitirá recoger la basura cada dos o tres días en lugar de diariamente como ocurre con el resto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios