El Ayuntamiento queda en fuera de juego con el proyecto de Arraijanal

  • De la Torre resta importancia a que la Academia que quiere el Málaga "no encaje" en este suelo, que no permite uso comercial

Si tirásemos del argot más futbolero podríamos concluir que el Ayuntamiento se ha quedado en posición de fuera de juego en el asunto de Arraijanal y el proyecto de la ciudad deportiva del Málaga CF. El paso al lado que el pasado miércoles escenificó el director general del club de Martiricos, Vicente Casado, al afirmar que el modelo de Academia que quiere la entidad "no encaja" en esa parcela deja en evidencia el papel municipal en este asunto, dado que asumió llevar a cabo toda la tramitación urbanística necesaria y la obtención de los terrenos precisos para un equipamiento que a día de hoy sigue sin estar garantizado.

La cuestión le fue trasladada ayer al alcalde, Francisco de la Torre, quien por su contestación pareciera no tener nada que ver con el impulso de este proyecto. "Si ahora hay razones por las que no les convence la localización no le puedo decir más, es una decisión de ellos", dijo el regidor, quien recordó, de un lado, el esfuerzo que viene realizando el Consistorio y, de otro, que fue la propiedad de la entidad blanquiazul, en la persona del jeque Abdullah Al-Thani, la que eligió este sector para su propuesta deportiva.

La principal disparidad radica en la imposibilidad de que el Málaga sume a los usos previstos en la Academia otros comerciales y hoteleros con los que hacer "autosuficiente" este equipamiento. De hecho, la idea que manejaría el club pasaría porque estos elementos complementarios permitiesen financiar una intervención que rondaría los 18 millones de euros.

"Un uso comercial es difícil en el marco legal para esa zona", abundó el alcalde, que pareció poco preocupado con la posibilidad de que el Málaga analice la posibilidad de llevarse este proyecto a otro municipio donde sí poder ejecutarlo conforme a sus deseos. Al respecto, se limitó a comentar: "Si ellos tienen un proyecto diferente y no encaja allí, será dentro de la ciudad o fuera, no pasa nada".

La nula trascendencia que otorgó al regidor con esta contestación se produce después de que los técnicos de la Gerencia de Urbanismo lleven más de un año trabajando en la redacción del plan especial para Arraijanal, que tiene en la ciudad deportiva del Málaga el elemento central. Y no parece que esa labor se vaya a detener a pesar de la ausencia de un compromiso por escrito por parte del club.

Para tratar de facilitar el aporte económico que supondría la construcción de este proyecto, valorado en unos 18 millones, el Consistorio recuerda la existencia de una parcela, en la zona próxima al centro comercial Mare Nostrum, conocida como Haza de la Cruz, que está previsto reciba el club en compensación por unos 32.000 metros cuadrados de su propiedad en la ampliación de la Universidad. De acuerdo con los datos manejados el pasado verano por el alcalde, la venta de este espacio suponer de 4 a 5 millones de euros.

Esta solución está siendo estudiada por el club de Martiricos, según el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares. No obstante, el departamento municipal está dispuesto a estudiar con el Málaga otros espacios en los que materializar los aprovechamientos a los que tendrían derecho tras la ocupación de los suelos de la UMA.

A esto hay que añadir que hasta la fecha el Ayuntamiento ya ha obtenido el suelo para el asentamiento de la ciudad deportiva. Una tarea que le ha obligado a compensar a los propietarios originales de los terrenos con aprovechamientos valorados en 50 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios