El Ayuntamiento reclama a la Junta 20.000 euros por las palmeras retiradas

  • La capital ha eliminado 75 ejemplares desde que la empresa contratada por Agricultura acabó el contrato en diciembre

El retraso en el comienzo de los trabajos de la nueva empresa contratada por la Junta de Andalucía para retirar las palmeras afectadas por el escarabajo picudo rojo le ha costado ya al Ayuntamiento de Málaga más de 20.000 euros. Desde que en diciembre finalizó el contrato de la anterior empresa encargada de estos trabajos, el área de Parques y Jardines ha tenido que asumir la eliminación de 75 ejemplares en la capital.

Ante esta situación, la empresa Acciona -una de las tres adjudicatarias del servicio municipal de mantenimiento de los parques y jardines de la ciudad- se ha hecho cargo durante los últimos tres meses de retirar todas las palmeras afectadas por la plaga.

Pero el Consistorio no está dispuesto a perder los 20.000 euros que le ha costado de momento asumir esta tarea y ha anunciado que reclamará a la empresa pública Desarrollo Agrario y Pesquero (DAP), dependiente de la Consejería de Agricultura y Pesca, su devolución íntegra.

La concejal de Parques y Jardines, Teresa Porras, aseguró ayer a este periódico que "en cuanto tengamos la primera factura la presentaremos a la Junta de Andalucía para reclamar los gastos", ya que señaló que "lo que no vamos a permitir es tener que pagar doble".

A pesar de que el contrato del nuevo servicio fue adjudicado por la Junta el pasado mes de febrero a la empresa Urbaser, aún no ha empezado a trabajar en la provincia de Málaga. La Delegación Provincial de Agricultura y Pesca no ha recibido todavía el plan de trabajo elaborado por la empresa para este año.

La edil señaló que ante la pasividad de la Administración andaluza "haremos lo que podamos porque lo que no vamos a hacer es dejar que el picudo rojo invada todas las palmeras de la ciudad".

La Junta de Andalucía mantiene que el retraso en la adjudicación del contrato para el control de la plaga se debió a que se ha pretendido buscar una empresa con medios suficientes para que se pudiera hacer cargo de todo el proceso de eliminación de las palmeras afectadas.

Pero lo cierto es que desde diciembre no se ha hecho nada para ponerle freno al escarabajo. En la capital malagueña ya han tenido que cortarse más de 200 palmeras desde septiembre del año pasado, aunque en los últimos dos meses ha descendido el número de casos coincidiendo con la temporada invernal.

Lo peor, en cambio, se espera a partir de ahora con la subida generalizada de las temperaturas, por lo que los técnicos municipales temen que la plaga termine afectando a las palmeras de lugares tan emblemáticos como el Parque de Málaga o el jardín botánico de La Concepción.

Las zonas de Pedregalejo, El Palo, Churriana y Guadalmar son de momento las más afectadas por la plaga de este escarabajo que ya ha destruido miles de palmeras en toda la Costa del Sol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios