El Ayuntamiento recrudecerá las sanciones por la limpieza en el Centro

  • Comerciantes y restauradores inician con el Consistorio una campaña para tratar de acabar con la mala imagen de la basura

El Ayuntamiento de Málaga actuará con mano dura contra los problemas de limpieza causados por las acciones incívicas de comerciantes y hosteleros del centro histórico. La mala imagen que eso está provocando en algunos puntos del casco antiguo por los residuos depositada fuera de los contenedores, incluso fuera de los horarios establecidos, ha colmado la paciencia de los responsables municipales y los propios colectivos que han acordado tomar cartas en el asunto y recurrir a la vía de la sanción para corregir esos comportamientos si de forma voluntaria no se corrigen.

La ordenanza municipal de residuos, en su artículo 105, considera grave el no depositarlos de forma conveniente y establece sanciones económicas que oscilan entre los 750 y los 1.500 euros. El director del Área de Sostenibilidad Ambiental del Consistorio malagueño, Luis Medina-Montoya, aseguró que "contaremos con la ayuda de la Policía Local para denunciar estos comportamientos y perseguir a los establecimientos que están incumpliendo".

Pero primero el Ayuntamiento pretende dar una oportunidad enviando una carta a los comercios y restaurantes que aún no colaboran, por ejemplo, con los servicios de recogida de puerta a puerta de cartón y vidrio que llevan a cabo Saica y Ecovidrio, respectivamente, y que persiguen precisamente facilitar a éstos la tarea.

"Sabemos que son unos pocos los que dan la mala imagen al sector", señaló Medina-Montoya, por lo que también resaltó que se felicitará por carta a todos aquellos que colaboran en mejorar la recogida de residuos en una zona con una alta concentración de establecimientos.

La decisión de endurecer las medidas para poner coto a la imagen de contenedores desbordados cuenta con el respaldo de la Asociación Malagueña de Restauradores (Amares), la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos) y la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico que, que ayer mantuvieron una reunión con responsables de las áreas municipales de Sostenibilidad Ambiental, Comercio y la Policía Local.

Según el presidente de Mahos, Jesús Sánchez, "es una cuestión de que todos nos concienciemos de que debemos colaborar para mantener limpio el centro" y dijo que "es una pena que haya llegar a sancionar para conseguirlo". Pero hasta ese punto están dispuestos a apoyar al Ayuntamiento en esta tarea, ya que aseguró que "es vergonzoso que unos cuantos que no quieren reciclar ni colaborar manchen el nombre de los hosteleros". En ese sentido, se refirió a que es "vital para el turismo y no nos queda más remedio que hacerlo de buena gana".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios