El Ayuntamiento subraya como prioritario el parque en los antiguos suelos de Repsol

  • Aborda con la Sareb el impulso del proyecto, que tendría unos 130.000 metros

Infografía del parque previsto en los antiguos suelos de Repsol. Infografía del parque previsto en los antiguos suelos de Repsol.

Infografía del parque previsto en los antiguos suelos de Repsol.

Al tiempo que aplaza cualquier novedad sobre la futura urbanización de los terrenos de Repsol y el impulso del parque de 130.000 metros en el sector a las próximas semanas, el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, pone el acento en que hoy por hoy es la principal "prioridad" para su departamento y para el área de Medio Ambiente. La celeridad con la que el equipo de gobierno del PP quiere desarrollar esta primera pieza de esta operación, desbloqueada tras el acuerdo alcanzado con su socio de investidura en la Casona del Parque, Ciudadanos, fue puesta sobre la mesa el pasado martes en un encuentro que mantuvo Pomares y el edil de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, con los responsables de la Sareb, copropietario de los aprovechamientos urbanísticos en la parcela.

Un encuentro del que los dos concejales eludieron aportar detalles a la espera de que la Sareb aborde esta actuación en el marco de su consejo de administración. A pesar de ello, Pomares sí expuso que las dos partes acordaron "seguir trabajando en avanzar, programar y calendarizar la aprobación del proyecto de urbanización".

En esta línea, insistió en que el objetivo marcado "es ser lo más céleres posibles", para que "por fin los vecinos del entorno de Carretera de Cádiz y Cruz De Humilladero tengan ese gran parque que desean, será una realidad y después el desarrollo del sector, con las torres programadas". "Para nosotros la prioridad será el parque, los vecinos, y ese es el encargo dado a Medio Ambiente y Urbanismo, junto con los socios, y contar con todos para avanzar en el futuro proyecto de urbanización", dijo.

Por otro lado, recordaron que se continúa trabajando en la descontaminación de los suelos, precisando, de igual modo, que, aunque sea una separata del proyecto de urbanización, "tiene que aprobarse junto al mismo" por lo que se irá viendo, recordando la experiencia realizada con el parque Huelin. Así, Pomares señaló que la intervención "la hará Medio Ambiente conforme a lo que exige la normativa actual que rige la Junta".

El edil de Medio Ambiente, tras ser preguntado sobre quién pagará los costes de la descontaminación, manifestó que es "un tema complicado", incidiendo en que en 2002 la Junta declaró los terrenos aptos para uso residencial, "el mismo uso que ahora". "Todos los implicados somos los que somos, y decidiremos, por lo que primero hay que ver lo qué hacer y luego cómo se paga y quién, pero lo importante es ver cuánto y cómo", apostilló, insistiendo en que el proyecto de contaminación "va dentro del de urbanización", por lo que "para hacer la descontaminación primero hay que hacer el proyecto de urbanización".

De acuerdo con las primeras estimaciones, la intención del Ejecutivo local es que sea la Sareb quien asuma el coste de construcción del parque propuesto, con una inversión estimada de unos 8 millones de euros. Esa suma se correspondería con la parte que le correspondería asumir (de acuerdo a su porcentaje de propiedad) del proyecto de urbanización de todo el sector. A la espera de activar la aprobación del proyecto de intervención, se maneja como posible que los trabajos puedan arrancar a finales del presente ejercicio o principios de 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios