El Ayuntamiento podrá suspender entre 10 y 30 días las terrazas a los incumplidores

  • La nueva ordenanza de ocupación de la vía pública de la capital está lista

  • La Policía Local podrá ordenar la retirada directa de mesas y sillas de los bares

La Policía retira mesas y sillas en una imagen de archivo. La Policía retira mesas y sillas en una imagen de archivo.

La Policía retira mesas y sillas en una imagen de archivo.

La nueva ordenanza mediante la que el Ayuntamiento de Málaga pretende controlar la ocupación de la vía pública por parte de los negocios de hostelería ya está lista. Tras casi cuatro años de trabajo, la concejala de Promoción Empresarial, María del Mar Martín Rojo, acompañada de los representantes de la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos), los comerciantes del Centro histórico y de la Asociación de Vecinos Centro Antiguo, ha dado a conocer las principales pinceladas del documento. La intención del equipo de gobierno del PP es que el texto sea objeto de debate y aprobación en el Pleno de este mes.

Una de las principales novedades del documento, respecto a la normativa anterior, que data de 2009, es que incluye la posibilidad de que los agentes de la Policía Local ordenen la retirada directa de una terraza o de parte de ella sin necesidad de una demanda directa del área de Comercio. A ello se suma, con un afán claramente "disuasorio", la posibilidad de ordenar ante infracciones graves la suspensión temporal de entre 10 y 30 días de las autorizaciones de terraza, fijándose también la anulación definitiva de ese permiso para aquellos que incumplan de manera reiterada.

"Uno de los objetivos es buscar el equilibrio entre la actividad de la hostelería y el comercio, entre la actividad económica y el descanso de los vecinos, sin obviar que somos una ciudad turística con gran tránsito peatonal, que debe ser accesible por todas sus calles", ha expuesto la edil. De hecho, se exige que los negocios dejen siempre un espacio de 2 metros libre de ocupación, anchura que crece hasta los 3 metros en aquellas vías que sean peatonales.

De otro lado, se acotará la superficie de la que puedan sacar provecho los negocios en la vía pública. A diferencia de lo que viene ocurriendo hasta ahora, un local sólo podrá disponer de un 75% de su superficie en forma de terraza en la calle. Hasta ahora se permitía hasta el 100%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios