Aznar apoya la candidatura de García Urbano a la Alcaldía de Estepona

  • El ex presidente del Gobierno elogia que el candidato popular se dedique a la política "en estos tiempos que corren" y carga contra "los progres" del Gobierno

Con chaleco azul, acompañado de su mujer, Ana Botella, y rodeado de la plana mayor del PP regional. Así llegó ayer al Palacio de Congresos de Estepona, puntual a su cita, el que fuera presidente del gobierno, José María Aznar, para apoyar la candidatura a la alcaldía de su tocayo, José María García Urbano del que elogió su decisión de dedicarse a la política "en estos tiempos que corren". Aznar, que aseguró estar en Estepona "porque tenía mucho interés en conocer a su candidato al que me han elogiado mucho" no defraudó y ante miles de personas repasó los puntos candentes de la actualidad nacional e internacional. Ajeno a las críticas fijó posiciones en relación al terrorismo, Libia y el viaje a China del presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque también tocó temas más locales como el caso del pago de EREs presuntamente irregulares. Según dijo "España y Andalucía necesitan un cambio para acabar con el uso del dinero de los EREs para pagar a los progres que están hoy en el gobierno".

El guante lo recogió el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, quién pidió el voto para el PP para que el próximo 22 de mayo "el Zapatero de Estepona salga derrotado en las urnas". La baza con la que juega el PP en la ciudad la encabeza García Urbano del que el presidente del PP provincial, Elías Bendodo, dijo que tenía en común con Aznar el hecho de que traerá "prosperidad y empleo" a la ciudad tal y como el ex presidente del gobierno hiciera con el país durante sus ocho años de mandato.

Según Bendodo, García Urbano está llamado a hacer "historia y justicia". El popular señaló que el candidato a la Alcaldía hará historia "porque hace mucho que Estepona se merece mejores gobernantes" y justicia "porque la urna va a poner en su sitio al que se ampara en el victimismo para cometer irregularidades", en relación al actual alcalde, el socialista David Valadez. Según dijo "el pirómano no puede guardar el bosque" por lo que pidió el apoyo a García Urbano "porque representa ilusión, honradez y esperanza".

Tras la presentación realizada por los líderes provinciales y regionales del partido, el candidato de Estepona tomó la palabra para insistir en el discurso del cambio. Según dijo, la ciudad lo necesita "para generar empleo, conseguir la regeneración democrática y la normalidad institucional".

El popular siguió el hilo argumental de Arenas y Bendodo y centró su primera parte del discurso en el desempleo. Según explicó, en Estepona "el 48% de la población activa, 9.727, está en paro". El popular aseguró que la ciudad "está arruinada" a lo que añadió que repudia "a las personas indecentes que han llevado a Estepona a esta ruina económica y a esta bajada de moral porque esta no es la Estepona que queremos". Interrumpido por los aplausos de un público que jaleó la lista electoral mientras la speaker enumeraba los nombres de sus candidatos, García Urbano fue analizando la situación económica del Ayuntamiento del que dijo "debe 200 millones de euros". Según explicó "gran parte de esa deuda se ha generado estos tres últimos años y al no pagarse va generando unos intereses de 30.000 euros diarios".

El naranja de las gorras y camisetas de los voluntarios, la presencia de los candidatos a las alcaldías de la provincia, pancartas de grupos municipales del PP de otros municipios y gritos espontáneos pidiendo el regreso de José María Aznar redondearon el acto de apoyo a la candidatura esteponera en el que participaron jóvenes y mayores que comentaban el discurso del que fuera presidente del gobierno de regreso a casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios