La Banda Municipal tiene más de un 25% de su plantilla vacante

  • UGT denuncia que el Ayuntamiento está abandonando esta formación centenaria y pide más contratos

Antes que el Teatro Cervantes y la Filarmónica nació la Banda Municipal de Música de Málaga, que data de 1859. Con más de 150 años de historia, la institución es patrimonio de la ciudad y sus 40 músicos han llevado la cultura a la ciudadanía de forma gratuita. Sin embargo, atraviesa un momento delicado. Según denunciaron ayer desde el sindicato UGT, actualmente hay 29 funcionarios del Ayuntamiento y dos interinos. Esto, unido a bajas de larga duración que tampoco están cubiertas, ha mermado el repertorio que puede interpretar la formación y pone a la banda "en una situación insostenible".

"Estamos asistiendo al abandono a la que está siendo sometida esta entidad cultural por parte del Ayuntamiento de Málaga, al no cubrir el más del 25 % de la plantilla que ahora mismo está vacante", explicó ayer Francisco Martínez, secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT Málaga. "Esta situación ha llegado a un punto donde hace que el trabajo diario de los profesores, los conciertos y demás actuaciones se estén dando de una manera humillante", agregó Martínez.

Desde el sindicato consideran que la plantilla de la Banda Municipal ya es de por sí escasa y que en otras ciudades de menor envergadura hay unos 50 músicos funcionarios. Por ello, si no se cubren las vacantes ni las bajas "estamos tendiendo a su desaparición". "No queremos pensar que la intención sea privatizar, dejarla morir para hacer una banda que sí costaría a los malagueños", apuntó el responsable sindical y subrayó que los conciertos de la Banda son "de las pocas cosas que nos acercan el arte y la cultura al pueblo sin tener que pagar ni entrada ni IVA".

La falta de personal ha llevado a la Banda Municipal a tener que cambiar su repertorio por conciertos de pasodobles. Por ejemplo, como resaltó Martínez, "no tenemos percusionista y hay piezas que no se pueden tocar, sin esos instrumentos la calidad se resiente y Málaga no se merece esto".

Desde UGT destacan que la formación es una propiedad intelectual y cultural de la ciudad, por lo que "tenemos la obligación de exigir al alcalde de Málaga que garantice con contrataciones los profesores necesarios para la Banda Municipal de Música". Pidieron la continuidad de una institución "con la calidad que una ciudad como la nuestra se merece, no permitamos que la mediocridad se apodere de nuestra Banda Municipal", agregaron los responsables sindicales y concluyeron que "no merecen vivir la situación que están viviendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios