Banderas: "He tratado de llevar el pregón a la calle, donde he vivido la Semana Santa"

  • El cofrade asegura que no tratará de hacer un texto especializado ni reivindicativo "sino un compendio de muchas cosas" · "Busco convertirme en un testigo de lo que he vivido y visto desde que era niño", apunta

Comentarios 1

El cofrade y actor Antonio Banderas se enfrenta hoy a un reto nuevo en su vida: dar el pregón de la Semana Santa de Málaga. Todo el mundo sabe de lo que es capaz delante y detrás de una cámara, su fuerza en las tablas de un escenario y su generosidad, que refleja en las distintas campañas solidarias que hace. El malagueño dio ayer una rueda de prensa previa a lo que hoy acontecerá en el Teatro Cervantes (19:30) y que contó con una numerosa presencia de los medios de comunicación. Su pregón parece que deja de ser un misterio a tenor de los aspectos que lanzó: "He tratado de llevarme el pregón a la calle que es donde he vivido la Semana Santa en estos años".

Vivencias y emociones compondrán la esencia de su pregón que apunta a que rehuirá de la estructura clásica de hablar de cada cofradía y por orden de salida. "No he tratado de hacer un pregón especializado, ni reivindicativo, ni antropológico ni dedicado a los conceptos artísticos o los aspectos devocionales, sino que es un compendio de muchas cosas", apuntó. El pregonero ha creado una serie de personajes, algunos reales y otros con rasgos ficticios: "Trato de convertirme en un testigo de las cosas que he ido viendo desde que era niño. Y eso lo he situado a través de una serie de personajes que serán los que hablen de la Semana Santa de mi tierra".

Banderas especificó que su profesión no es un punto a favor a la hora de revelar su texto: "Algunos me dicen que como soy actor eso me va a ayudar. Los actores actúan y yo no sé si voy a hacerlo. No se trata de actuar, sino de vivir". El cofrade dejó claro que no dará una homilía ni un mitin, "a pesar de que mucha gente crea que va a ser un pregón socialista". Además declaró que ha leído tres o cuatro veces el pregón y que el tiempo de lectura lo estimó en una hora y 25 minutos. Eso dependerá de lo cómodo que se sienta el pregonero en las tablas del Cervantes. "Como me sienta bien os voy a dar dos horas y media".

El actor analizó el estado actual de la Semana Santa y lo explicó con un símil con el mundo del escenario: "Con la Semana Santa pasa igual que con el teatro. No recuerdo ningún momento en mi profesión que no se hable de la crisis" y especificó que la tradición más importante de Málaga "es compatible con el progreso, con la búsqueda de un mundo más justo, con la homogeneidad". También tuvo palabras a la hora de explicar esa compatibilidad de la Semana Santa para el director Pedro Almodóvar: "He hecho seis películas con Almodóvar y soy cofrade. Acordémonos cuando ganó el primer Oscar. Nombró a seis vírgenes a las que le dedicó el premio". Además comentó que la clave actual está en "dar espacio a toda esa gente que entiende la Semana Santa de mil formas; debemos ser abiertos".

El pregonero también recordó algunos de los momentos que guarda en su memoria y de la interpretación que se puede sacar de su participación en las cofradías. En 1994, el actor salió de mayordomo de trono de la Virgen del Rosario. "La fotografía que se difundió en revistas norteamericanas dieron lugar a que me asociasen al Ku Klux Klan. Tuve que explicar que algunas de las cofradías que se procesionaban en Málaga son más antiguas que América". Una vez más, Banderas echó en falta la posibilidad de vivir la Semana Santa en el anonimato, de poder ver a las hermandades en la calle y no desde el balcón "que es mi cruz y estoy atrapado allí". Asimismo reconoció que el capillo "se ha convertido en un arma muy poderosa para poder visitar mi tierra de una forma más natural de lo que lo hago cuando no lo llevo". También tuvo palabras para su mujer, Melanie Griffith, quien reconoció que se hizo cautivista después de ver al Señor de Málaga en la calle Larios. "Ha salido seis años de promesa porque ve algo en él". En cuanto a su hija, Stella del Carmen, deseó que se impregne de la Semana Santa de Málaga. "Cuando no esté quiero que mi hija tenga esas cosas en la cabeza". Respecto al escenario, recalcó que será muy simple y que no habrá grandes alardes: "Que nadie espere que salgan cincuenta nazarenos y hagan un musical". Reconoció seguir la actualidad cofrade y se pronunció respecto al tema de las velas rizadas: "Me parecen muy bonitas y no creo que se produzca una pérdida de identidad".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios